16 de julio de 2019, 16:33:50
Municipios


Besos en la catedral de Alcalá contra los cursos del Obispado

Por Sergio Ríos

En la tarde del martes, alrededor de cincuenta personas se concentraron frente a las puertas de la Catedral de los Santos Justo y Pastor para protestar por los cursos ofertados por el Obispado de Alcalá de Henares, en los que se dan pautas para dejar de ser homosexual. Aunque se vivieron algunos momentos de tensión entre los fieles y los manifestantes, no hubo que lamentar incidentes.


Después de la polémica generada por los cursos sobre homosexualidad que imparte un centro de orientación vinculado al Obispado de Alcalá de Henares, multitud de personas se han manifestado este martes por la tarde ante las puertas de la Catedral de los Santos Justo y Pastor como gesto de repulsa.

Con el lema "Nuestro amor no se cura", alrededor de medio centenar de personas se besaron frente a las puertas de la catedral como medio de protesta. Según han relatado eldiario.es, poco antes de las 19:00 se vivieron momentos de tensión entre las personas reunidas allí y algunos de los fieles que se encontraban en el interior del centro religioso. En cualquier caso, los agentes de la Policía Nacional y Local no tuvieron que intervenir durante la protesta.

Durante la concentración, las críticas de los jóvenes a la Iglesia y de algunos de los fieles hacia los manifestantes estuvieron muy presentes. Además, durante la lectura del comunicado de la protesta, comenzaron a redoblar las campanas del templo, dificultando la difusión del mismo.

En un determinado momento, dos manifestantes decidieron entrar en la catedral con la bandera LGTBI, seguidos del resto de las personas concentradas. Fue entonces cuando, mientras coreaban la proclama "vosotros, fascistas, sois los terroristas", surgieron nuevas increpaciones entre los fieles y los manifestantes.

Entre esos enfrentamientos, algunos fieles no dudaron en calificar el acto de "vergúenza", a lo que los protestantes les espetaron frases como "vergüenza es no poder follar con quien me dé la gana". No obstante, los enfrentamientos no fueron más allá de las críticas entre los presentes y la protesta se pudo desarrollar sin incidentes graves.

Esta protesta fue convocada por colectivos LGTBI con el lema "Amar no tiene cura; el odio sí: la diversidad", y algunos miembros de Podemos Alcalá de Henares decidieron personarse en la misma. Tras el revuelo por el polémico curso impartido por el Centro de Orientación Familiar Regina Familiae, asociaciones como Arcópoli y el parlamentario de Podemos, Eduardo Fernánder Rubiño, han presentado denuncias contra el Obispado de Alcalá a la Comunidad de Madrid.

De esta forma, el Gobierno regional señaló este martes que investigaría el hecho y tomaría las medidas oportunas si realmente estos cursos infringen la Ley regional de Protección integral contra la LFTGIfobia. En el caso de haberse infringido realmente esta ley, las multas oscilan entre los 20.001 y los 45.000 euros, además de una prohibición de contratar con la Administración, sus organismos autónomos o entes públicos durante tres años o de acceder a cualquier ayuda pública de la Comunidad. Por el momento,

Por su parte, el Obispado de Alcalá de Henares criticó en un comunicado las informaciones publicadas por eldiario.es, donde se desvelan las prácticas del centro para combatir la homosexualidad. Para el organismo, todo forma parte de "una operación para intentar provocar miedo y coartar la libertad de la Iglesia".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es