24 de agosto de 2019, 18:22:20
Distritos


Usera blinda el aparcamiento de sus vecinos: ‘SER’ gratis para residentes

Por Lucía Martín

El ‘efecto frontera’ atesta de vehículos que estacionan no residentes las calles de distritos en el exterior de la M-30, como Usera. Con el fin de ‘devolver’ el aparcamiento a los vecinos, los barrios de Almendrales, Moscardó, Zofío y Pradolongo se constituirán como una Zona de Aparcamiento Vecinal a coste cero. La medida, una suerte de SER, también incluirá plazas de rotación previo pago para los foráneos. La Junta de Distrito ha dado luz verde este miércoles al proyecto gracias a los votos a favor de Ahora Madrid y PSOE y la abstención de Ciudadanos y PP. El Pleno del Ayuntamiento de Madrid deberá ratificarlo.


Coches sobre las aceras, en cruces de vías o restando centímetros a los pasos de cebra. También vehículos empapelados con carteles de ‘se vende’ que ocupan un cotizado espacio de estacionamiento durante semanas y, sobre todo, vecinos desesperados tras perder "hasta 45 minutos” en la búsqueda de una plaza libre. La ‘lucha’ diaria de los residentes en Usera por encontrar aparcamiento se ha recrudecido después de la entrada en vigor del Área de Prioridad Residencial de Centro, que ha ‘revalorizado’ la zona como parking de quienes viven fuera de la Almendra Central. “No hay oferta de garajes en alquiler. Están todas ocupadas”, lamenta Alma López, vecina de Moscardó y afectada de forma directa. “Por mi horario de trabajo, llego a las 14 horas, que tampoco es una hora muy de conflicto y, aun así, no hay hueco”, se queja.

Para paliar este incremento exponencial de vehículos en el distrito, el Ayuntamiento de Madrid ha rescatado una figura de regulación del estacionamiento que recoge la Ordenanza de Movilidad Sostenible: la Zona de Aparcamiento Vecinal (ZAV). El objetivo de la misma es reducir el tráfico de agitación y la mala praxis de los conductores a la hora de aparcar en áreas prohibidas o en los bordillos, circunstancias que se repiten desde hace años. “Es un problema que viene de atrás, pero se ha incrementado desde la apertura del centro comercial –el Plaza Río 2- y con Madrid Central”, explica Juan Antonio Martínez, presidente de la Asociación de Vecinos de Moscardó.

Inés Sabanés, delegada de Medio Ambiente y Movilidad en el Consistorio madrileño, ya avanzó el pasado 22 de febrero la intención de aplicar esta medida en el propio Moscardó y en Almendrales. Sin embargo, “se ha ampliado el proyecto original a Zofío y Pradolongo para evitar el posible desplazamiento del ‘efecto frontera’ a barrios limítrofes”, señala Rommy Arce, concejala presidenta de Usera. La Junta estima que en zonas cercanas a centros empresariales del distrito "entre un 40 y un 60 por ciento” de los coches aparcados son foráneos, por lo que cualquier protección parece poca.

Así, la ZAV establecería dos tipos de espacios: uno gratuito destinado en exclusiva a los empadronados en estos cuatro barrios y otro de rotación previo pago en el que se permitirá aparcar por un periodo máximo de dos horas. Es decir, los vecinos de San Fermín, Orcasitas y Orcasur, también en Usera, se consideran 'no residentes' y están sujetos al cobro. Para efectuarlo, se están planteando sistemas alternativos a los parquímetros, como aplicaciones móviles, una opción adoptada en otras ciudades.

El horario de vigencia de estas restricciones a los no residentes se fija desde las 9 de la mañana hasta las 17 horas de la tarde. No obstante, junto a recintos de afluencia masiva en la jornada vespertina, tales como el Campo de Fútbol de Moscardó o el Club de Natación homónimo, se podrá ampliar el permiso en este particular ‘SER’ hasta las 19 horas.

Autorizaciones para el estacionamiento

Las personas empadronadas en un domicilio radicado en el ámbito de la ZAV de Usera podrán obtener una licencia de estacionamiento siempre que su vehículo, ya sea de su titularidad, usufructo, ‘renting’, ‘leasing’ o de empresa, estén dados de alta en el Padrón del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (ITVM). La autorización se concederá previa solicitud y se otorgará un único permiso de aparcamiento por residente. Si dicha persona dispone de más de un coche, se dispensará autorización a su cónyuge, pareja de hecho o pariente de primer grado de consanguinidad para tantos vehículos como permisos de conducción aporten si también están empadronados en la misma vivienda que el interesado.

Los titulares de establecimientos comerciales ubicados en la Zona ZAV también pueden pedir autorización, pero solo para los vehículos dedicados al autoabastecimiento. Además, aquellos que se desplazan al distrito por trabajo deberán hacer uso de las plazas de rotación. Asimismo, no se prevé un sistema de 'invitaciones' para las visitas a los vecinos del barrio, como sí se ha implementado en Madrid Central.

Por otro lado, se permite estacionar en una ZAV, tanto en zonas habilitadas para residentes como en las de uso general, sin limitación de duración y sin pago de tasa a los siguientes transportes:

  • Vehículos de dos y tres ruedas.
  • Los estacionados en zonas reservadas por su categoría y actividad.
  • Autotaxis que estén en servicio y cuyo conductor se encuentre presente o lo haya abandonado de forma momentánea por las necesidades del servicio.
  • Vehículos de alquiler de servicio público con conductor, siempre con este presente.
  • Vehículos de profesionales de la salud que presten atención sanitaria a domicilio entre semana en horario de 8 a 21 horas.
  • Los destinados al transporte de personas con movilidad reducida en los que se exhiba la tarjeta acreditativa original correspondiente

Pendiente de aprobación en Pleno

Esta “experiencia pionera”, como la define Rommy Arce, cuenta con el respaldo de distintas asociaciones vecinales, que han trabajado de forma estrecha con el Consistorio de la capital en la elaboración de las directrices. La votación para dar luz verde a la ZAV figuraba en el orden del día del Pleno de la Junta de Usera que se ha celebrado este miércoles. En la votación, Ahora Madrid y PSOE han apoyado el proyecto, mientras PP y Ciudadanos han optado por la abstención.

Una vez la Junta ha validado la medida, el Pleno del Ayuntamiento de Madrid debe ratificar su entrada en vigor. “Ojalá se pueda aprobar antes de que acabe la legislatura, aunque es difícil”, apunta la vecina de Moscardó. Si pasa ambos filtros, se “prevé su puesta en funcionamiento después de verano, en septiembre u octubre”, adelanta Juan Antonio Martínez, quien insta al próximo Gobierno municipal a respetar la iniciativa. “Espero que la corporación que salga de las urnas la mantenga y la ejecute”, afirma.

Por su parte, el equipo que dirige Rommy Arce en el distrito ha informado a los vecinos de los prolegómenos de la norma regulatoria. “Hemos hecho un esfuerzo comunicativo con buzoneo para llegar a mucha gente”, relata. “Lo importante es que no es solo una medida de ordenamiento de tráfico, sino que mejora la ocupación del espacio público, repercutiendo especialmente en la vida de los peatones, mujeres en su mayoría que hacen mayor uso del mismo y mayores con movilidad reducida, colectivo numeroso en Usera que cuenta con una población envejecida y un modelo de urbanización de aceras estrechas y un alto índice de indisciplina de aparcamiento”, indica la concejala.

Fuentes de la Junta de Distrito de Usera señalan que la medida "se está trabajando con más distritos, pero la más avanzada es la de Usera". "Se están teniendo reuniones en Puerta del Ángel y en San Isidro, pero aún no se ha decidido su implementación en estos barrios, pues para ello debe haber demanda vecinal", añaden.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es