16 de julio de 2019, 2:20:39
Alcobendas


Sanidad investiga a los trabajadores que cerraron las Urgencias de Atención Primaria

Por Fernando Morales

La Comunidad de Madrid ha abierto una investigación interna a varios trabajadores que cerraron las Urgencias de Atención Primaria de Alcobendas debido a que la persona que tenía que abrir el centro se encuentra de permiso y Sanidad no ha cubierto la plaza. El SUMMA 112 asegura que se trata de "un hecho sin precedentes", mientras los representantes de los afectados creen que esta actuación se debe a una represalia por su protesta del jueves: "están intentando culpabilizar a los trabajadores de su mala gestión", argumentan.


La Comunidad de Madrid ha abierto una investigación interna a varios sanitarios del Servicio de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes, según declara Rosa López Cordero, líder del sindicato SUMMAT, por estar, durante una hora y veinte minutos, dentro del centro pero sin abrir la puerta para atender a los pacientes. Estos esperaban en la puerta debido a que el responsable de abrir el centro se encuentra de permiso y la Consejería de Sanidad, que tenía conocimiento de este hecho desde "hace diez días", "no ha cubierto la plaza", denuncia.

Según aseguran desde el sindicato, los trabajadores entraron por la puerta del parking del centro de salud pero no podían abrir las puertas al público ya que “no tenían las llaves puesto que la cerradura había sido cambiada días antes”. Al parecer, el único que posee las llaves de la puerta de pacientes es el técnico celador que, en ese momento, se encontraba de permiso.

Ante esta circunstancia, los trabajadores decidieron llamar a la Policía para que “supiera lo que estaba pasando”. Hora y veinte más tarde, acudieron al centro un técnico y el jefe de guardia quien, según López, “les dijo –a los trabajadores- que tenían que haber metido a los pacientes por la puerta del parking”.

Un hecho "sin precedentes"

Para la Comunidad de Madrid se investiga un hecho “sin precedentes” en la sanidad madrileña como el dejar un centro de Urgencias cerrado a los usuarios durante más de una hora, una actuación, según declara la Consejería de Sanidad, que podría terminar en un expediente disciplinario y sancionador para los implicados.

A pesar de que, según el sindicato, los trabajadores llegaron a avisar a la Policía para que estuvieran al tanto de la situación, desde el SUMMA 112 afirman que los trabajadores del SUAP (Centros que prestan asistencia sanitaria de urgencias cuando los centros de salud cierran al público) que se encontraban en el interior del centro de salud “no comunicaron en ningún momento” al centro coordinador del SUMMA 112 ni al jefe de guardia del servicio que existiese un problema que dificultase la atención a los pacientes.

La exposición preliminar de esta investigación detalla que los facultativos se negaron a abrir el centro “argumentando que el celador no había acudido a su puesto de trabajo”, lo que “en ningún caso supone que no se pueda prestar el servicio”.

Para el SUMMAT, en cambio, considera que esta actuación se debe a que el Gobierno autonómico ha tomado represalias contra ellos por la protesta que, en forma de manifestación, protagonizaron los trabajadores el pasado jueves frente al SUAP de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes para denunciar, precisamente, la falta de personal. "Están intentando culpabilizar a los trabajadores de su mala gestión", concluye López Cordero.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es