14 de diciembre de 2019, 19:05:05
Política


Prada asegura al salir del juzgado que "está todo justificado"

Por MDO/E.P.

El exvicepresidente segundo y exconsejero de Justicia de la Comunidad de Madrid, Alfredo Prada, ha declarado este miércoles en calidad de investigado en relación a las irregularidades del Campus de la Justicia de Madrid denunciadas por la Fiscalía Anticorrupción.


El que fue vicepresidente segundo y consejero de Justicia de la Comunidad de Madrid Alfredo Prada, ha declarado este miércoles en la Audiencia Nacional como investigado durante algo más de tres horas en relación al Campus de la Justicia de Madrid, cuyas irregularidades denunció la Fiscalía Anticorrupción tras un informe de la Cámara de Cuentas regional. "Está todo justificado", ha afirmado a los medios al abandonar la sede judicial.

Mientras seguía camino acompañado de su abogado, Prada ha comentado además que ha acudido a decirle "la verdad" al juez titular del Juzgado Central de Instrucción número 5, José de la Mata, que le había citado junto a otros tres miembros del consejo de administración del CJM que él presidía con cargo ejecutivo, y que seguirán declarando a partir de las cuatro de la tarde.

En concreto, Prada estaba citado a las 11:30 horas en calidad de "responsable del desarrollo económico y contractual de la sociedad" Campus de la Justicia de Madrid, y a continuación, el juez va a escuchar al director general técnico del Campus de la Justicia, Isabelino Baños; el subdirector técnico José Sanz Piñar y el director del área financiera, Alicio de las Heras.

Estas citaciones son las primeras que se producen en la investigación de las irregularidades detectadas en el proyecto por la Cámara de Cuentas de la Comunidad de Madrid en un informe que motivó denuncia de Fiscalía Anticorrupción, por una parte, en relación a la contratación efectuada durante el periodo en que Prada presidía el consejo y, por otra parte, sobre la disposición de fondos del Campus de la Justicia.

"Un caos"

En el auto con el que les cita a declarar, De La Mata explica el "caos" que era esta empresa pública ya desde su propia organización: "No seguía ningún criterio de racionalidad económico ni organizativo y presentaba un claro desequilibrio que se manifestaba en la existencia de un potente ámbito de personal directivo y una infraestructura de personal administrativo sumamente débil".

Sobre los contratos, el juez llama la atención sobre el de gestión integrada del proyecto y la construcción de la urbanización y edificación de la Fase 1 del Campus de la Justicia en 2007. Dice que "no se realizó un detallado estudio y justificación de la necesidad", en algún caso no hay pliegos y "prácticamente todas las licitaciones" se han basado en criterios imprecisos que después completaban los licitadores.

Destaca que Isabelino Baños hizo el informe de valoración de las ofertas, formó parte de la Mesa de Contratación y se encargó de supervisar la correcta ejecución del contrato, aunque había trabajado para la empresa que resultó adjudicataria hasta al menos, 2004, por lo que lo "razonable" hubiera sido que con esos antecedentes, se le hubiese apartado de la adjudicación, conforme expone el juez.

Asimismo, apunta otras irregularidades por "defectos relevantes de tramitación, en contratación ajena al objeto social de la entidad, o en ausencia de documentación que justifique, bien la existencia de expediente para la contratación, bien la causa de los pagos efectuados".

En algunos expedientes, ni siquiera se constituyó la Mesa y en contratos como los firmados por más de 5,4 millones de euros en publicidad, lo que no consta es que hubiese un expediente. Ha aparecido asimismo un pago mensual a un fotógrafo de 3.500 euros durante 2008 y 2009, sin que aparezcan ni el contrato ni la factura que lo justifique, pero sí la que acredita los pagos.

Una visa para Prada

En cuanto a los gastos, De la Mata hace referencia a las retiradas de efectivo o el uso de una tarjeta Visa Platinum que habría tenido el propio Alfredo Prada a su disposición según la denuncia de Anticorrupción y de la que falta información y documentación básica de cobertura de los movimientos. La cuantía de los desembolsos asciende, al menos, a 15.647,20 euros.

También se menciona que CJM abonó un máster por 38.050 euros a un trabajador que había contratado, el subdirector técnico de la entidad, Mariano José Sanz Piñar; y numerosas retiradas de efectivo en la caja de bancos muchas retiradas en efectivo por cantidades que van desde los 1.300 hasta los 5.300 euros. Prada, conforme explicaba la denuncia de Fiscalía, tenía firma autorizada en tanto que presidente del consejo de Administración.


Solo un edificio y abandonado

El importe total de la contratación obtenido en los trabajos de fiscalización realizados por la Cámara de Cuentas asciende a 355.577.355,92 euros. De todo el proyecto realizado sólo constan realizadas las obras de urbanización y los túneles de acceso, así como el Instituto de Medicina Legal, aunque inacabadas y en situación de abandono.

En total, están bajo investigación además de la mencionada edificación de la Fase (2007), la Aplicación de las nuevas tecnologías en el Proyecto Campus de la Justicia de Madrid (2007), la consultoría y asistencia técnica para la implantación de un sistema integral de Seguridad en el Campus de la Justicia o la creación de la marca representativa y la estrategia de comunicación.

También se investigan la asesoría técnica para la elaboración de la estrategia de gestión del cambio del Campus de la Justicia, el alquiler de la lona publicitaria para la fachada de la calle Goya 66, la cobertura fotográfica del Campus de la Justicia, el mantenimiento de la sede social y servicios de vigilancia y seguridad de la sede social del Campus, en la calle Miguel Ángel, la edición y distribución del libro "Foster+Partners", el servicio de asesoramiento jurídico o el patrocinio y promoción (2008), entre otros.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es