23 de julio de 2019, 9:17:08
Política


Garrido dice adiós a Vallecas con un deseo: "el menor espacio" para Vox

Por Paula Díaz

El último pleno de la Asamblea ha estado marcado por la emotividad de las despedidas de los portavoces que ahora centrarán su actividad en la campaña electoral de cara al 26 de mayo. El presidente, sustituido en el PP por Isabel Díaz Ayuso, no repetirá. Garrido ha abandonado Vallecas emocionado, entre aplausos y agradecido a su equipo.


"Que la ideología se imponga sobre todo lo demás está bien cuando eres presidente de un partido, pero no cuando eres presidente de un Gobierno". Para Ángel Garrido, lo fundamental de su cargo es la capacidad de "negociar, dialogar y pactar con los demás", por lo que desea que en la próxima Asamblea haya "el menor espacio posible para que cualquier grupo de cualquier ideología que plantee la división, el enfrentamiento y la confrontación porque sí", respondió en una clara alusión a Vox (la pregunta hacía referencia velada a esta formación).

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, en la tribuna de la Asamblea, despidiéndose de la X Legislatura. Kike RincónAsí, dando consejos y sin pelos en la lengua ("como no voy a repetir, puedo permitirme decir alguna cosa más que los demás", bromeó), el todavía jefe del Ejecutivo regional se despidió de Vallecas emocionado, entre los aplausos de la Cámara y agradecido a su equipo. Por ello, deseó que su sustituta, Isabel Díaz Ayuso, cuente con sus consejeros en sus listas, aunque comprende que "cada candidato o candidata elige a las personas que quiere que le acompañen porque entiende que son las que más pueden aportar a su visión política".

Garrido agradeció a todos los diputados, también a sus oponentes, que hayan estado "a la altura de las circunstancias" pese a haber tenido "intensos debates" con enfrentamientos de "puntos de vista diferentes" que están "en las antípodas políticas". Aun así, valoró "el trabajo de todos" así como el "buen ambiente parlamentario" mantenido durante toda la X Legislatura, algo que fue correspondido con las buenas palabras de la mayoría del resto de portavoces de la Cámara.

Garrido se despide de Aguado en el último pleno de la Asamblea. Kike Rincón

Así, con "agradecimiento" pese a la "diferencia y la disensión" se despidió el portavoz socialista, Ángel Gabilondo, que aplaudió la capacidad de todos los grupos de haber "ratificado la importancia de la palabra, de cuidarla, de escuchar sin tergiversar, de argumentar y de refutar". "Podemos decir, mirándonos a los ojos, que hemos mantenido una relación cordial, también entre quienes pensamos diferente", continuó.

Y concluyó con unas emotivas palabras de despedida: "Dicen que los edificios tienen aroma, que el aroma está compuesto por el conjunto de palabras dichas en un lugar. Este edificio ya tiene otro aroma porque hemos estado nosotros aquí. Las palabras permanecen aquí, las palabras hacen, las palabras cuidan, las palabras matan. Cuidado con las palabras. Las palabras son la plenitud de los hechos y, muchas veces el anuncio de nuevas acciones. Esta es la casa de la palabra. Espero que la memoria de este Salón de Plenos no guarde mal recuerdo de quienes hemos estado aquí, con su aroma, en esta X Legislatura", zanjó Gabilondo.

La presidenta de la Asamblea: "No ha sido una Legislatura fácil, pero estoy convencida de que nada que merezca la pena lo es"

Menos poética estuvo Clara Serra, que no sólo suspendió la gestión de Garrido, sino que presumió de que haya sido Podemos la formación que ha logrado "mejorar la vida de los madrileños". En cualquier caso, sí destacó que, "pese a las discusiones" con otros grupos, todos han demostrado que es posible ponerse de acuerdo en algunos aspectos. "Volveremos algunos (ella es la número dos de Más Madrid) para seguir poniendo las instituciones al servicio de la gente, con la voluntad de que un día los madrileños sientan orgullo por quienes les representan y quienes les gobiernan", deseó.

Por su parte, Ignacio Aguado aprovechó sus cuatro minutos para despedir esta Legislatura como "una etapa única" al tiempo que mostró su intención de "seguir aprendiendo" ya no sólo como parlamentario, sino también como presidente de la Comunidad. Aun así, el portavoz y candidato de Ciudadanos abrió la sesión de control al Ejecutivo no con una bronca de las habituales, sino poniendo en valor todo lo bueno que sí se había podido llevar a cabo gracias a los pactos PP-Cs: los cuatro presupuestos, las rebajas fiscales, la gratuidad de los libros de texto y las reformas de Telemadrid y la Cámara de Cuentas fueron algunas de las destacadas. "Creo que esta Legislatura ha merecido la pena", concluyó.

Del lado del PP, tanto el portavoz del grupo parlamentario -Enrique Ossorio- como la presidenta de la Asamblea -Paloma Adrados- tuvieron también buenas palabras para todos. El diputado popular bromeó con la presidenta por los "jueves inolvidables" de pleno pero también reconoció la labor del resto de portavoces, con quienes siempre les ha unido "una gran cordialidad" pese a "las discusiones". "Todos hemos trabajado con en beneficio de los madrileños", valoró.

Garrido: "Espero haber conseguido honrar el cargo"

La encargada de ordenar los debates, por su parte, hizo un "balance positivo" pese a haber vivido una Legislatura "complicada". "No ha sido fácil, pero estoy convencida de que nada que merezca la pena lo es", sentenció. Y, tras disculparse por sus errores o por su "vehemencia" al hablar, destacó "el consenso" y hasta "la unanimidad" conseguida en algunas ocasiones. Todo gracias al "diálogo" que, por encima de las "lógicas discrepancias políticas", ha conseguido dar luz verde a medidas que mejoran la vida de los madrileños.

El presidente, por su parte, agradeció al resto de portavoces el haber contribuido a unos debates "sin crispación" siempre dentro del "respeto al adversario y la cortesía parlamentaria". "Los malos momentos, si han ocurrido, han sido la anécdota y no la categoría", afirmó, convencido de su balance positivo. Él, como líder del Gobierno, intentó "honrar el cargo", "estar a la altura de las circunstancias" y "honrar el cargo". "Espero haberlo conseguido", concluyó con la voz casi rota.

No faltaron ovaciones, abrazos, besos y amagos de lágrimas en la sesión ordinaria de este jueves. Agradecido, Garrido -que no repetirá como diputado ya que no irá en las listas de Ayuso al 26-M- se despidió "orgulloso" en la última sesión parlamentaria y, haciendo gala de su fair play, deseo "suerte" a todos en los próximos comicios. ¿Su consejo para su sucesor o sucesora? "Que acuerde con todos, independientemente de su partido político. Eso es lo que he intentado hacer yo", manifestó.

El presidente de la Comunidad se despide de la portavoz parlamentaria de Podemos, Clara Serra. Kike Rincón

Asimismo, constató que "no va a haber mayorías absolutas", situación que obliga a todos a "entenderse más". "Es bueno que haya diferentes perspectivas ideológicas, pero también me gustaría que entiendan las cosas desde la necesidad de consenso", instó a los futuros parlamentarios. Es más, opinó que la necesidad de pactar medidas hace que éstas sean luego más fuertes. "Siempre he creído que los acuerdos son más sólidos que las imposiciones", sentenció.

Su futuro, aún en el aire

Sobre su futuro político, en cambio, aún no quiso desvelar nada. El Senado y el Parlamento Europeo son sus opciones, pero el misterio no se desvelará hasta "dentro de unos pocos días". De hecho, dijo no saber si estará o no presente para dar el relevo a su sucesor/sucesora. "Me encantaría, pero no lo sé", se limitó a responder.

Garrido y Gabilondo los dos 'A.G.' de la Asamblea, en su despedida. Kike Rincón

Sea cual sea la resolución de la ecuación, es probable que Garrido tenga que abandonar la Jefatura del Ejecutivo para poder ocupar su nuevo cargo. En tal caso, sería Pedro Rollán quien -con toda probabilidad- ocuparía su cargo y se convertiría en presidente interino y en funciones. Aun así, es algo que aún no se ha debatido en el Consejo de Gobierno: "Cuando llegue el momento, lo pensaremos. Adelantar acontecimientos no conduce a nada", concluyó.

Garrido (d) abandona el Salón de Plenos de la Asamblea en la última sesión de la Legislatura. Kike Rincón

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es