13 de noviembre de 2019, 12:11:25
Cultura y ocio

MEDALLA INTERNACIONAL DE LAS ARTES


Carmen Maura: "Hay que proteger a los hombres"

Por Paula Díaz

La actriz Carmen Maura ha sido reconocida con la Medalla Internacional de las Artes de la Comunidad de Madrid en un acto en el que, rodeada de amigos y políticos, revindicó la contribución de la Cultura a la mejora de la imagen exterior de España, así como la dura lucha de las mujeres antes de la Transición. Su carrera, pese a la multitud de papeles que ha interpretado, ha sido "mucho más fácil que la vida". Tanto Garrido como De los Santos le mostraron su "afecto, respeto y admiración" y repasaron, con un vídeo, toda su "trayectoria llena de éxitos".


Carmen Maura no sólo se siente como pez en el agua encima de un escenario o ante una cámara. También rodeada de políticos es una mujer decidida y sin miedo a decir lo que piensa. Por ello, no dudó en ser políticamente incorrecta en su discurso de agradecimiento por la Medalla Internacional de las Artes que este martes ha recibido en un acto celebrado en la Real Casa de Correos. "Quiero compartir mi medalla con los hombres porque creo que tenemos que protegerlos", sentenció tras recordar que hoy es 19 de marzo, Día del Padre.

La actriz, que decidió su carrera "en un taxi" tras haber recibido una 'bronca' del crítico de teatro Alfredo Marquerie, se reivindicó como una mujer "que ha hecho siempre lo que ha querido" pese a las dificultades de la dictadura franquista. "Era un rollo, no podías hacer nada sin permiso de tu marido", dijo quitando hierro al asunto y con una sonrisa en la boca.

Sin embargo, llegó la movida madrileña y, con ella, la gente libre que marcó un antes y un después en la Transición. "Haber vivido el cambio de la dictadura a la democracia es una de las aventuras más maravillosas", confesó recordando cómo, de repente, llegó el destape y "en el teatro pagaban 500 pesetas más si enseñabas las tetas".

No obstante, abogó por "olvidar cosas pasadas, dejarlas ahí, que ya han pasado" y reivindicar "nuestra democracia", así como a "los hombres".

Rechazando -sin citarlo- el actual movimiento feminista que llenó las calles el 8 de marzo, Maura opinó que "las jóvenes de ahora no se pueden ni imaginar cómo era la situación de la mujer antes de la democracia", por lo que insistió en homenajear, también, a todos los hombres relevantes que contribuyeron al éxito de su propia carrera: desde Adolfo Marsillach o Fernando Fernán Gómez -en sus pinitos en el teatro- como a Fernando Colomo y Pedro Almodóvar -en su salto a la gran pantalla- o Álex de la Iglesia (presente hoy en la Puerta del Sol) y Carlos Saura, entre otros.

Asimismo, pidió "cordialidad" a las nuevas generaciones porque, dijo, "si yo fuera chico tendría pánico a las chicas". "Para llegar a la igualdad tenemos que ser iguales", continuó.

De otro lado, y sin querer mostrar vanidad alguna, la actriz agradeció que en el decreto por el que se le concede el mayor reconocimiento cultural que otorga la Comunidad aparezca su nombre completo: Carmen García Maura. Confesó que "a la persona" le viene 'grande' verse premiada como actriz, al tiempo que recordó que nació con ese don. "De pequeña jugaba a las casitas y ya me salía muy bien", bromeó. Después, pese a estudiar "para otra cosa", terminó iniciando una interminable trayectoria en teatro, cine y televisión. "Era la única cosa que se me daba bien de verdad", zanjó.

Referente internacional

Tanto el presidente del Gobierno autonómico como el consejero de Cultura, por su parte, mostraron su "afecto, respeto y admiración" por la galardonada y repasaron su vida en el cine con un vídeo homenaje que mostraron a los presentes. Ángel Garrido la calificó como "una actriz extraordinaria e inclasificable" mientras que Jaime de los Santos añadió los adjetivos de "imprescindible e indispensable".Firma de Carmen Maura en el Libro de Honor de la Comunidad de Madrid. (Comunidad de Madrid)

El titular del ramo destacó la figura de Maura como "una de las mejores representantes de la Cultura española". "Carmen es de todos", sentenció, recordando cómo ella ha contribuido a extender el cine español por el resto del mundo. "En los primeros viajes con Almodóvar, muchos no sabían ni dónde estaba España. Había que explicarles que no éramos parte de África", reconoció la actriz.

“Ejerces de madrileña con la amplitud de miras que te da residir mucho tiempo fuera de España. Desde esa perspectiva nos recuerdas a menudo cuánto ha cambiado, para mejor, esta sociedad y este país y cuánta autoestima falta a veces en muchos ámbitos sobre lo que somos y representamos”, siguió Garrido. Maura sentenció algo parecido: "Me hace ilusión que esta Medalla sea internacional por la cantidad de veces que he tenido que hablar fuera bien de España. Y por eso en todos mis viajes me he vuelto a la vez más española".

La actriz tampoco temió hablar de las futuras elecciones generales y autonómicas y lanzó un mensaje al aire: "La imagen de España en el extranjero tiene mucho que ver con el mundo de la Cultura y me da miedo que se pueda ir a la mierda en dos meses. Cuidado con poner verde a España ahí fuera", espetó.

El presidente de la Comunidad recogió el guante y le agradeció la "calidad humana y profesional", así como su "carácter tolerante y cosmopolita" que "representa mejor que nadie" a los madrileños. Además, Maura ha contribuido -según el Ejecutivo- a extender sus raíces madrileñas -nació en Chamberí- al resto del mundo.

"Sus trabajos en España y Francia le han valido numerosos reconocimientos: cuatro Goya, un César del cine francés, Premios del Cine Europeo, la Concha de Plata a la mejor actriz en San Sebastián o el Fotogramas de Plata. La actriz madrileña también ha sido condecorada como Caballero de la Orden de las Artes y Letras de Francia", recuerda el Gobierno en nota de prensa. "Repasar tu trayectoria es ver discurrir ante nuestros ojos el mejor cine español y europeo de las últimas cinco décadas" concluyó Garrido.

Maura: una vida de cine y teatro

Maura dio sus primeros pasos en la interpretación en el Teatro Español Universitario (TEU). Tras varias giras de teatro amateur y pequeños papeles en televisión, Fernando Colomo le ofreció sus primeros papeles protagonistas en cine en las películas Tigres de papel (1977) y ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? (1978). En esos años Maura conoció a Pedro Almodóvar, con quien rodó Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (1980), que convirtió a la actriz en un icono de la bautizada como ‘movida madrileña’. Además, cosechó un gran éxito y popularidad en TVE durante la Transición con el programa ‘Esta noche’.

A partir de ahí su carrera continuó imparable. Cine, televisión, teatro… a lo largo de su trayectoria Maura demostró su versatilidad interpretativa y su talento en títulos como Sé infiel y no mires con quién (Fernando Trueba, 1985); Mujeres al borde de un ataque de nervios (Almodóvar, 1988); ¡Ay, Carmela! (Carlos Saura, 1990); Une mère en colère (Martin Provost, 1996); La comunidad (Álex de la Iglesia, 2000); Volver (Almodóvar, 2006); o Tetro (Francis Ford Coppola, 2009).

En enero de este año Maura ha estrenado el filme Gente que viene y bah, de Patricia Font. En la actualidad, la intérprete se encuentra de gira con la obra teatral La golondrina, escrita por Guillem Clua y dirigida por Josep María Mestres. Actualmente -y hasta el 5 de mayo- se representa en el teatro Infanta Isabel de Madrid.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es