21 de octubre de 2019, 7:33:45
Latina


Los vecinos de Latina y Carabanchel salen a la calle a reclamar su hospital

Por Fernando Morales

Los vecinos del distrito de Latina y de Carabanchel vuelven a salir a la calle este sábado para reclamar, de nuevo, la construcción de un hospital público de gestión pública en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel que de cabida a la población que vive en dichos distritos.


Según ha contado Jesús Poveda, miembro de la Asociación de Vecinos de Lucero, a Madridiario, la construcción de un hospital es una reivindicación que llevan haciendo desde finales de los años 90 cuando se cerró el hospital de Carabanchel. En aquellos años, los vecinos llevaron a cabo un referéndum en los distritos afectados y de ahí salió la petición de un hospital público en los terrenos de la antigua cárcel de Carabanchel. En 2007, la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, como declara Poveda, se comprometió a la construcción de un hospital tras ceder a los “planteamientos vecinales”.

En 2008, se firmó entre el Ayuntamiento de Madrid y el Ministerio del Interior el protocolo de intenciones que recogía el espacio destinado a cada servicio. En ese protocolo se estimó que de los 172.164,27 metros cuadrados que tiene el terreno, 39.934,38 metros cuadrados irían destinados al hospital. El resto del espacio se utilizaría para zonas verdes, un viario de 46.014,27 metros cuadrados, dependencias del Ministerio del Interior de 26.555,16 metros cuadrados, pisos y una zona destinada al equipamiento municipal de 2.045,69 metros cuadrados.

Sin embargo, en 2008, que es cuando las asociaciones de vecinos celebraron la última manifestación, el gobierno de Esperanza Aguirre, según Poveda, se agarró al comienzo de la crisis para “no construir el hospital”. “Ahora se cumplen 10 años de ese momento y es nuestra intención retomar esa lucha porque las necesidades siguen siendo las mismas” declararon desde la asociación de vecinos.

Plano en el que se indica la distribución del terreno según el protocolo de intenciones de 2008

“Un hospital de gestión pública”

Desde las asociaciones denuncian que, aunque Latina es un distrito con cerca de 250.000 habitantes y “mucho más grande” en comparación con muchos distritos de Madrid, este no tiene un hospital. Por ello, reclaman “la construcción de un hospital de gestión pública” que de servicio al medio millón de vecinos que suman entre el distrito de Carabanchel y Latina ya que, según Poveda, hay estudios de sanidad que dicen que con más de 150.000 habitantes ya tendría que haber un hospital.

Además, desde las asociaciones de vecinos que aseguran que, aunque ya no se creen las promesas y que solo lo harán “cuando vean el hospital construido”, afirman que van a seguir luchando para conseguir este servicio público. Poveda ha afirmado que si la Comunidad de Madrid propone la construcción de un hospital de gestión privada los vecinos “nos negaríamos” ya que, para el miembro de la asociación “la gestión privada no tiene nada que ver con la gestión pública”.

El hospital militar Gómez Ulla es el único que presta servicio en el barrio

En la actualidad, el único hospital que se encuentra operativo en la zona es el hospital militar Gómez Ulla. Sin embargo, este hospital, como declaran desde la asociación, solo tiene una parte del conjunto del edificio dedicado a la población civil ya que “la mayor parte del hospital está reservado al uso militar”.

Esta falta de dotaciones hospitalarias en los distritos hace que los vecinos tengan que desplazarse al Hospital Clínico de Moncloa y al 12 de Octubre, alejado de sus casas, para recibir asistencia hospitalaria. Además, aseguran que aunque el Gómez Ulla estuviese funcionando a pleno rendimiento “solo podría cubrir una parte de la demanda que tienen los distritos”. Actualmente, según Poveda, el hospital Gómez Ulla tiene adscritas entre 30.000 y 40.000 cartillas frente al más de medio millón de habitantes que tiene la zona. El resto de personas están adscritas al Clínico o al 12 de Octubre.

“Es una vergüenza que se mantenga” el CIE

Otra de las reivindicaciones que tienen desde las asociaciones de vecinos de los distritos de Latina y Carabanchel es el cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros ya que aseguran que “es una vergüenza que se mantenga”.

A pesar de ello, este aspecto no es el núcleo de lo que piden ya que se centran en “la necesidad de construir equipamientos públicos en ese terreno”. Para el espacio tratado lo que piden los vecinos a parte del hospital es la creación de centros para mayores y “algún tipo de zona de ámbito educativo como una escuela de enfermería”.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es