15 de octubre de 2019, 23:41:30
Sucesos


Absueltos los acusados de estafar a un inversor con falsos Goya

Por MDO/E.P.

La Audiencia Provincial de Madrid ha absuelto a seis acusados de estafar a un inversor con falsos cuadros de Francisco José Goya al no dar por acreditado ni que tuvieran "un conocimiento cabal" del valor de los cuadros ni que no tuvieran la intención de no cumplir con lo pactado.


Así consta en una sentencia, que ha sido adelantada por 'El Mundo', en la que se exonera a los seis procesados de los delitos de estafa de los que habían sido acusados por la Fiscalía de Madrid.

Los magistrados concluyen que "no consta que los acusados tuvieran un conocimiento cabal del valor de los cuadros al contactar con el querellante y que su intención, desde el inicio, fuera la de no cumplir con lo acordado".

Tampoco da como probado que "los acusados hayan tenido una intención de no cumplir con lo pactado, sino que lo que han tratado es, con una mala fe contractual, de favorecer la inversión pero con una finalidad ultima de llevar adelante el proyecto, lo cual no ha sido posible".

"Por tales razones se considera que no se cumplen los requisitos del delito de estafa y procede dictar una sentencia absolutoria sin perjuicio del derecho del querellante de reclamar lo invertido en la vía civil", sentencia.

El fiscal les acusaba de un delito consumado de estafa a seis miembros con distintos cargos de la sociedad Inversión y Explotación de Activos S.L., quienes se enfrentan a tres años de cárcel. Su finalidad era la compra de un hotel para remodelarlo, que disponían como parte del capital de estos cuatro cuadros atribuidos inicialmente a Francisco de Goya pero que no eran auténticos.

Según la Fiscalía, todos los integrantes de la misma sociedad "eran conocedores de que no eran auténticos" y los aportaban para dar "apariencia de solvencia a la sociedad". De hecho, el valor atribuido a los cuadros era de 10 millones de euros, la misma cantidad de dinero que la sociedad tenía como capital social.

A finales de 2012, dos de los acusados se pusieron en contacto con una persona en "connivencia" con los otros procesados y con conocimiento de la "falsedad" de los cuadros que ofrecían como imagen de solvencia para que invirtiera en la sociedad.

Esta persona, "en la creencia de la fiabilidad de la sociedad", realizó el 24 de abril de 2013 dos transferencias cuyo importe total aún reclama a los acusados: una a la sociedad Vesconsa, de la que era administrador J. Peña, por valor de 250.000 euros y otra por idéntico importe a la sociedad Esmaturias S.L. de las que eran administradores T. García y M. García, a la vez que miembros de la sociedad Inversión y Explotación de Activos S.L.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es