20 de noviembre de 2019, 19:14:48
Opinión


El poder de las mujeres

Por Celia Mayer


La historia de la conquista de derechos de las mujeres es la historia de su poder. De esa capacidad que nos acompaña a las mujeres en cada situación de desigualdad que enfrentamos y en cada reto u obstáculo que nos toca superar.

Es lo que acompañó en Nueva York a las 20.000 mujeres, que a principios del siglo XX iniciaron lo que hoy se conoce como la Huelga de las Camiseras. Una huelga de mujeres, la mayoría de ellas migrantes, para reivindicar unas condiciones laborales justas y dignas.

Es la fuerza que empujó a resistir a las sufragistas durante casi tres décadas, en las que fueron criticadas por sus propios compañeros, hostigadas y encarceladas, hasta que finalmente conquistaron un derecho que hoy nos hace más libres e iguales a todas nosotras.

Es también la inteligencia que tuvieron las cigarreras, cuando a principios de siglo, en ciudades como Madrid, Sevilla o Cádiz, anticiparon debates que todavía aún son claves para el feminismo como los cuidados, la vida en las ciudades o la sororidad feminista.

Pero el poder feminista es también la persistencia que acompaña día a día a las mujeres científicas: acompañó a Marie Curie en su tiempo y acompaña hoy a mujeres como Margarita Salas o Maria Blasco para hacer investigación en un mundo totalmente masculinizado y llegar a ser referentes en su ámbito.

Cómo lo es el valor de Adelina Jiménez Jiménez, la primera maestra gitana, que marcó a generaciones entre las mujeres gitanas, garantizando su derecho a la educación como mujeres libres e iguales. Y la tenacidad de Luisa Carnés, que se formó casi de manera autodidacta mientras practicaba distintos oficios, en los que se inspiró para escribir sus novelas. Siendo hoy una de las mujeres referentes, escritora y periodista, de la generación del 27 en nuestro país.

O la audacia con la que Lolo Rico nos enseñó que “la base para entender era no entender primero, y que para lo bello, lo divertido y lo bueno, no había edades”, tal y como nos recuerda su hija.
El poder de la lucha de las mujeres son también las horas y horas de trabajo que invierten feministas de todo el mundo en elaborar los Informes Sombra, para reclamar a sus gobiernos políticas de igualdad y contra la violencia machista.

Es esa fuerza que ha acompañado también a lo largo de toda su vida a Gloria Nielfa, cuando durante años ha investigado, sacado a la luz y contado públicamente la historia de las mujeres. Las ha rescatado del olvido y las ha puesto en el lugar que les corresponde.

Y la inteligencia de Sandra Sabatés, cuando cada día nos cuenta lo brillantes y excepcionales que son las mujeres que pasan por su plató. Y nos habla del machismo que todavía persiste en la industria del cine, en la judicatura, en la ingeniería o en el mundo de los videojuegos.

El poder de las mujeres es ese poder que nos acompaña a todas nosotras, día a día, en las miles de situaciones que vivimos las mujeres por el simple hecho de serlo. Una maya invisible, repleta de historia, que nos sostiene, nos impulsa y nos da fuerza.

Celia Mayer
Delegada del Área de Gobierno de Políticas de Género y Diversidad del Ayuntamiento de Madrid

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es