16 de octubre de 2019, 7:18:38
Opinión


Chapuza podemita en la Ley contra la Violencia de Género

Por Esther Ruiz


Cuando un partido se autoerige como único y verdadero defensor del feminismo para excluir al resto de la lucha por la igualdad entre hombres y mujeres, lo que cualquiera esperaría es un mínimo de rigor y seriedad en sus propuestas políticas.

Lamentablemente, Podemos acaba de demostrar en la Comunidad de Madrid que su feminismo tiene más de postureo que de realidad, al tirar por la borda la reforma autonómica de la Ley contra la Violencia de Género.

Los de Pablo Iglesias trajeron a la Asamblea de Madrid en 2016 una propuesta para mejorar esta norma vital en la protección de las mujeres. Desde Ciudadanos votamos a favor de su tramitación, esperando que el trabajo de todos los grupos políticos contribuyese a la erradicación de esta lacra. Ahí comenzó la ‘chapuza morada’.

En primer lugar, Podemos presentó 57 auto enmiendas a su propio texto; tal era su ‘calidad’. Cuando la ponencia llevaba casi dos años de estudio, la presidenta de la misma y actual portavoz de Podemos, Clara Serra, paralizó los trabajos durante tres meses (de finales de septiembre a finales de diciembre de 2018) sin explicación alguna.

El pasado mes de febrero, al darse cuenta de que se quedaba sin tiempo para aprobar la reforma y de que el 8 de marzo estaba a la vuelta de la esquina, propuso retirar sus enmiendas y votar la nueva ley de forma exprés, renunciando a los cambios más importantes. Eso, a pesar de contar con un informe contrario de los servicios jurídicos de la Asamblea -solicitado por Ciudadanos-, un documento que certifica que la propuesta de Podemos induce a “confusión” y que puede provocar inseguridad jurídica a las víctimas, lo que nos obliga, necesariamente, a votar en contra.

Esta legislatura, Ciudadanos ha logrado incrementar el presupuesto contra la violencia machista. También ha contribuido a mejorar la Ley de Violencia de Género para facilitar el acceso de las mujeres a pisos protegidos. Además, hemos conseguido sacar adelante nuestras medidas para luchar contra el ciberacoso o la sextorsión y para aumentar la protección frente a la violencia sexual en fiestas y macroeventos. En lo que no vamos a participar, de ninguna manera, es en el intento chapucero de Podemos de tapar su propia ineptitud.

La visión estrábica y excluyente que algunos tienen de la lucha por la igualdad real entre hombres y mujeres no debe apartarnos del objetivo de construir una sociedad más justa para todos.

El feminismo liberal que Clara Campoamor abanderó a comienzos del siglo XX no va a caer hoy en una absurda guerra de sexos ni en una patética carrera por ponerse medallas a cualquier precio. Al contrario, sus defensores seguiremos trabajando por la protección de las víctimas, la conciliación, la igualdad de oportunidades, la justicia salarial y el reconocimiento del papel de la mujer en la sociedad. Y lo haremos con todas las personas que tengan un compromiso real con esta causa. Seguimos.

Esther Ruiz
Diputada y portavoz adjunta de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid y portavoz en la Comisión de Mujer

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es