19 de noviembre de 2019, 12:34:12
Cultura y ocio


El arte callejero se renueva

Por Antonio Castro

La calle de Embajadores tiene desde esta semana nuevas muestras de arte callejero, que han sustituido a las pinturas existentes hasta ahora.


Desde hace casi cinco años la esquina de la calle Embajadores con la plazoleta de Cabestreros contaba con un gran mural firmado por Okuda. Afortunadamente se había librado del vandalismo grafitero durante todo este tiempo y era un punto obligado de posado si se visitaba el barrio. Hace unos días el mural fue borrado e, inmediatamente, el equipo de Okuda comenzó a trabajar en la nueva obra de arte callejero que, seguro, también se convertirá en un lugar de referencia.

Para este nuevo mural, la cabeza de un simio es la protagonista. En la fachada de la calle Embajadores se ha realizado con volumen, algo inusual en este tipo de obras a pie de calle. En la otra fachada se ha pintado con los trazos característicos de este artista santanderino afincado en nuestra capital desde el año 2000. Sus espectaculares murales decoran edificios en todo el mundo. El de este rincón madrileño es de unas dimensiones no demasiado grandes. Pero su paleta multicolor y sus formas geométricas son un reclamo perfectamente visible y reconocible.

En la misma calle de Embajadores, en la esquina con San Cayetano, también actúan los artistas desde hace un par de años. Se trata del cerramiento de un solar donde, hasta 2013, se levantaba un caserón del siglo XVII. Es de propiedad municipal y tras varios años de abandono se ha convertido en una pista deportiva que patrocina la Fundación del Atlético de Madrid. A punto de terminar las obras de acondicionamiento, las paredes exteriores muestran ahora pinturas y leyendas alusivas a la actividad deportiva, con destaca iconografía femenina.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es