21 de octubre de 2019, 5:36:20
Transportes


La Comunidad acusa a los taxistas de vivir "en el pleistoceno" mientras el Ayuntamiento promete regular los VTC

Por Paula Díaz

Rosalía Gonzalo lamenta el plantón de los taxistas en la reunión del Comité Madrileño de Transporte e insiste en regular su Reglamento, dejando en manos del Gobierno central la normativa sobre VTC. Inés Sabanés, en cambio, promete elaborar una ordenanza al respecto "lo antes posible".


"Con perplejidad". Así recibió la consejera de Transportes el plantón que los representantes de los taxistas le han dado hoy en la reunión del Comité Madrileño de Transportes por Carretera. Tanto el líder de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, como el presidente de la Asociación Gremial del Autotaxi de Madrid, Miguel Ángel Leal, se levantaron de la mesa cuando apenas habían transcurrido 30 minutos de sesión. "Es una falta de respeto", les acusó Rosalía Gonzalo.
Para la titular del ramo, los convocantes de la huelga que duró más de 15 días "están en el pleistoceno". "Tienen que entender e interiorizar que la planificación del tranporte público y la movilidad en ámbitos urbanos está cambiando. Los ciudadanos quieren elegir", argumentó tras criticar su falta de "espíritu de consenso". "Quieren imponer su criterio, sus planteamientos sobre el sector de los VTC (vehículos de transporte con conductor), y nosotros queremos escuchar a todas las partes y buscar espacios de encuentro", dijo en nombre del Gobierno de Ángel Garrido.
"Nuestro planteamiento nunca tendrá como objetivo el despido de los trabajadores de los VTC", insistió. Lo que sí ofreció es el decreto ya conocido con el que la Comunidad pretende modificar el Reglamento del Taxi y que consiste en poder amortizar licencias, sancionar a quien las alquile a empresas, establecer precios cerrados por trayecto o flexibilizar el número de horas que pueden trabajar, entre otras cuestiones.
Unas nuevas reglas que sí fueron aceptadas por la Gremial, pero no por la Federación, que insiste en que el problema es la no regulación de los VTC.
Inés Sabanés, a su llegada al Comité Madrileño de Transportes. Kike Rincón
Lo mismo opinan desde el Ayuntamiento de la capital, que se ha comprometido a modificar sus ordenanzas para establecer límites a dicho sector. "Haremos una ordenanza dentro de nuestra capacidad y de las competencias que tenemos propias", prometió la concejal de Medio Ambiente, Inés Sabanés.
Su intención es negociar con los conductores afectados temas relacionados con el ámbito de aplicación de los VTC, el modelo de concesión de autorizaciones, la forma de funcionamiento de los mismos, los horarios en que pueden trabajar, etc., enumeró. Y aseguró que la intención del equipo de Manuela Carmena es acordarlo "cuanto antes", a ser posible, antes de que termine esta legislatura.
En cualquier caso, Sabanés lamentó que en el Comité Madrileño de Tranportes de este lunes "no se haya movido ninguna posición" por parte de la Comunidad. "El Ayuntamiento ha planteado que todos partamos de la misma base: el decreto del Gobierno (central) que nos mandata a regular los VTC, no a hablar del taxi", esgrimió. "Hablar del Reglamento del Taxi es obligado y, de hecho, ya debería haber salido. Pero los VTC necesitan regulación y ese decreto nos avala a los Ayuntamientos para que podamos operar en cuanto a movilidad, medio ambiente y ocupación del espacio público", continuó con su argumento.
Y criticó que el Ejecutivo autonómico se haya declarado "insumiso" a la hora de acatar las órdenes del Ministerio de Fomento. "Desde el ministro (Íñigo) De la Serna hasta (José Luis) Ábalos siempre mantuvimos la teoría común de que había que regular los VTC. ¿Por qué este cambio de repente?", se preguntó. "Todas las Comunidades están ya trabajando en esta regulación porque han aceptado el punto de partida del decreto del Gobierno, excepto Madrid", lamentó Sabanés, que instó al Gobierno autonómico a ponerse manos a la obra con el fin de acabar con las "situaciones de desequilibrio,competencia desleal y conflicto" entre ambos sectores.
Un guante que no recogió Rosalía Gonzalo, que sigue firme en su intención de regular el taxi mientras espera que el Congreso de los Diputados determine qué hacer con la normativa del Gobierno de Pedro Sánchez que deja en manos de las Autonomías la regulación de este conflicto. "Fue un mal decreto, que no se nos consultó y ahora estamos a la espera del trámite en la Cámara baja", zanjó la consejera. Mientras tanto, recomienda a los taxistas que vuelvan a la mesa: "Espero que reflexionen", concluyó.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es