7 de diciembre de 2019, 23:40:56
Política


Bronca entre PP y Cs a cuenta de los taxistas

Por Paula Díaz

Ignacio Aguado (Cs) recrimina al presidente de la Comunidad por qué si la culpa es del Ejecutivo central no hizo nada el PP en sus años de mayoría absoluta. Ángel Garrido le responde llamándole "veleta".


Con una bronca a cuenta de los taxistas. Así empezó el pleno de la Asamblea de Madrid donde este jueves los diputados debatirán iniciativas para tumbar el cierre de los centros de salud de atención primaria a las 18.00 horas, una proposición de ley para regular la situación de los funcionarios interinos con un concurso de méritos, la escolarización de los niños prematuros en su edad corregida y no en la determinada por el parto, o reforzar los recursos residenciales para los Menores Extranjeros No Acompañados (MENAs), entre otras cuestiones.
Pero la actualidad más reciente abrió la sesión. Los socios de Gobierno, PP y Ciudadanos, se han enfrentado a costa de lo que Ignacio Aguado (Cs) denominó "crisis del taxi". "La crisis del taxi ha sido en realidad un cierre patronal cuyo responsable es el Gobierno socialista con el ministro [José Luis] Ábalos a la cabeza", argumentó el presidente, Ángel Garrido (PP).
El líder de los naranjas estuvo de acuerdo. "Es cierto que se habría virado la situación si la regulación fuera nacional. Pero... ¿por qué no han hecho nada cuando han gobernado ustedes?", sentenció haciendo referencia a los siete años anteriores con Mariano Rajoy en la Moncloa, "cuatro de ellos,con mayoría absoluta", recordó Aguado. "Unos por otros y la casa sin barrer", ironizó.
Garrido, especialmente molesto, le recriminó su actitud: "El señor [Pedro] Sánchez se encuentra ahora ocupado presentando su libro, pero usted también está hablando de su libro. Un libro dadaísta en el que no se entiende absolutamente nada", espetó. Y, frente a los cambios de opinión de Ciudadanos, a quien acusó de ser "un partido veleta que cambia según el viento", el presidente presumió de la capacidad negociadora de su Ejecutivo, también con los taxistas.
"No hay nadie más dialogante que nosotros. Hemos tenido acuerdos a lo largo de la legislatura con los sectores de sanidad, educación, justicia, los servicios de emergencia... pero porque ellos pedían mejorar sus condiciones y no eliminar al que estaba enfrente", argumentó Garrido, insistiendo en que no legislará para acabar con el sector del VTC.
Asimismo, recordó que, pese al fin de la huelga de los taxistas, su Gobierno sigue trabajando para elaborar un plan de choque para mejorar las condiciones de los conductores del sector. Es decir, en sus medidas anunciadas para modificar el Reglamento del Taxi: que puedan trabajar 24 horas y no sólo 16; que puedan adquirir coches de 9 plazas y no sólo de un máximo de 7; que se puedan recoger a viajeros que comparten trayecto o que puedan utilizar las nuevas teconologías, entre otras cosas, para orientar a los clientes sobre los precios máximos de las carreras.
Además, Garrido explicó que, a nivel nacional, el PP impulsará en el Congreso de los diputados para que se revoque el real decreto que dejó las competencias al respecto en manos de las Autonomías y volvió a dejar en manos de otros la responsabilidad de las licencias de VTC (Vehículos de Transporte con Conductor). "No voy a dejar en la calle a miles de personas ni a exponer a los bolsillos de los madrileños a posibles demandas", concluyó.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es