25 de mayo de 2020, 7:16:44
Opinión


Excesiva dependencia de las comunidades autónomas

Por José María Álvarez León


Cuando entramos en el Ayuntamiento pensábamos que podríamos cambiar algunas cosas radicalmente. Algunas de esas cosas eran, o son, tan simples como que haya marquesinas en las paradas de autobús. Queríamos hacer algo tan básico como intentar que ninguna persona se mojase, no tuviera que esperar con frío y viento, de pie y fomentar el transporte público facilitando la vida de la gente. Pero no podemos decidir nosotros cuántas marquesinas podemos poner en nuestro municipio, es el Consorcio de Transportes de la Comunidad de Madrid.

Cuando entramos en el Ayuntamiento pensábamos que podríamos solucionar la cuestión de los residuos urbanos de una forma fácil y rápida. Sin embargo, hace falta una inversión importante en I+D+i que nos permita buscar soluciones novedosas. Y esto, desgraciadamente, no es tan fácil. El presupuesto del Ayuntamiento no es tan grande y, además, muchas de las partidas son finalistas. Esto quiere decir que si hay una cantidad de dinero X para un fin concreto en ningún caso podría utilizarse para otro fin, aunque se justificase más urgente o necesario. Existe poca flexibilidad en cuestión presupuestaria por parte de la Comunidad de Madrid y de la Ley de Presupuestos. Y tampoco una relación suficientemente fluida con la CM como para obtener fondos para solventar los problemas de las y los ripenses que no hayan sido considerados por los Consejeros y Consejeras en el Gobierno Autonómico.

Cuando entramos en el Ayuntamiento pensábamos que podríamos apostar de una manera radical por las energías limpias. Sin embargo, existen dificultades con las que no contábamos y carecemos de algunas competencias que necesitaríamos tener para poder llevar a cabo un plan que ordene y estructure paneles solares, baterías de almacenamiento, etc.

Como Concejal de Medio Ambiente, de Movilidad y Residuos y de Mantenimiento de la Ciudad apenas tengo contacto con el Gobierno de la Comunidad de Madrid. No se convocan reuniones de área ni de las consejerías ni se nos pregunta cuáles son las necesidades o prioridades de nuestros vecinos y vecinas. Tampoco se facilita la coordinación entre concejales parejos de distintos municipios, ni de las distintas zonas geográficas, ni por tamaño de ciudad, nada. Hasta ahora, desde que tomé posesión, he tenido un par de reuniones, junto con mi Alcalde, Pedro del Cura, con Rosalía Gonzalo Castro, Consejera de Transporte, Vivienda e Infraestructuras, para hablar de los problemas de transporte que tenemos en Rivas y en el eje de la A3. A la segunda reunión asistió también el Alcalde de Arganda y la Concejala de Movilidad del municipio vecino. Lamentablemente fueron reuniones poco productivas. En otra ocasión se nos reunió, desde la misma Consejería, para tratar detalles técnicos relativos al proyecto de enlace con la M50, y que seguimos sin ver resuelto.

Mayor coordinación que con el gobierno regional tenemos con el Consorcio Regional de Trasportes. Con ellos hemos conseguido trabajar en una remodelación de las líneas de autobuses de Rivas y la ampliación del horario, retrasando el cierre, de la línea 9B del Metro de Madrid.

En general, no existe apenas relación entre las Consejerías de la Comunidad de Madrid ni facilitan el contacto y coordinación con otros municipios. No hay espacios para pensar conjuntamente… Y eso evidencia aún más la escasa descentralización de competencias a los municipios que hay en este momento. Deberíamos tener claro qué necesitan nuestros vecinos y vecinas y la forma y el lugar para conseguirlo más fácilmente. Deberíamos revisar las competencias municipales y considerar que quizá, así, no podemos dar respuesta a las demandas de las ciudadanas y ciudadanos que viven en nuestros municipios.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es