18 de octubre de 2019, 6:31:35
Opinión


¡Viva Venezuela libre!

Por Nadia Álvarez


Por más que los líderes de Podemos traten de borrar todo rastro que les vincule con el régimen de Venezuela, es totalmente imposible borrar la verdad. Su nacimiento como formación política tiene las manos manchadas con dinero de un régimen comunista corrupto que no respeta los derechos humanos.

Mientras el pueblo de Venezuela soporta el régimen de la opresión con un régimen tirano, donde millones de venezolanos mueren de hambre, son asesinados y torturados, donde la oposición es encarcelada por pedir libertad para su pueblo y los periodistas son detenidos por informar sobre la realidad de un país que se desangra por culpa de un dictador; sólo unos pocos están en contra de que la libertad y la auténtica democracia se recuperen en aquel país.

Sólo aquellos que se han beneficiado del Gobierno corrupto de Venezuela, que aplauden y respaldan el régimen de Maduro, aquellos que quieren imponer ese modelo en nuestro país, han entrado con discursos populistas en nuestras instituciones, en el Congreso, en las Comunidades, en Ayuntamientos, y tienen nombre: Podemos.

El primer escándalo que trató de abrirnos los ojos a todos los españoles fue la noticia que sacó a La Luz un medio de comunicación que informaba de la relación de los principales líderes de Podemos con un extraño pago del Gobierno de Venezuela en 2008, abonando unos 6 millones de euros a la Fundación CEPS, de cuyo patronato formaban parte, entre otros, Pablo Iglesias, Iñigo Errejón, Rita Maestre y Luis Alegre. Este pago se realizó con la intención de crear nuevas fuerzas políticas bolivarianas en nuestro país, a través de paraísos fiscales. Pablo Iglesias se querelló y perdió, la justicia dio la razón a este medio de comunicación porque decía la verdad.

Pero no sólo encontramos esta vía directa de financiación, también uno de los “padres” de Podemos, Juan Carlos Monedero, trató de ocultar sus cobros a Venezuela como asesor del dictador, siendo sancionado de empleo y sueldo durante seis meses. Además, intentó defraudar a Hacienda y fue obligado a presentar una declaración complementaria para que no se le abriera un expediente.

El propio candidato a la Comunidad de Madrid por la plataforma de Manuela Carmena, Iñigo Errejón, defendió en una entrevista televisiva al régimen de Maduro. Sus declaraciones no dejaron indiferente a nadie: “en Venezuela la gente hace tres comidas al día”, algo absolutamente vergonzoso sabiendo la situación que están viviendo muchos venezolanos.

La situación es tan dramática que el recientemente elegido presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, lo primero que ha hecho es movilizar la ayuda humanitaria, pedir ayuda internacional, permitir la entrada de alimentos y medicinas porque Maduro estaba matando de hambre a su pueblo.

Hemos visto como también en el Ayuntamiento de Madrid, la Alcaldesa que puso Podemos como candidata en 2015, después de votar a favor de la dictadura chavista en un Pleno de Cibeles, trata de blanquear su imagen en los paltós de televisión tres días después, con la vista puesta en las elecciones, todo muy estudiado. Ya no nos engañan, por más que cambien de nombre o de marca, todos son lo mismo.

Las últimas declaraciones de Podemos por boca de su secretario de organización, Echenique, lo deja muy claro, Pedro Sánchez “se equivoca” al reconocer a Juan Guaidó como Presidente de Venezuela. Piensan que “abren las puertas y tocan tambores de guerra, y puede haber una confrontación armada en un país hermano como el de Venezuela”. Es absolutamente incomprensible que alguien se ponga de parte de un régimen comunista que ha llevado al abismo al país, arrastrando a su pueblo a la peor de sus suertes.

Durante estos años, he asistido a muchas concentraciones y manifestaciones para pedir libertad y democracia para el pueblo venezolano. En ninguna de ellas he encontrado a algún representante de Podemos, nos queda claro del lado de quién están y quiénes son sus referentes políticos.

Por el contrario, siempre he visto al Partido Popular apoyando el fin de esta dictadura. La última, el pasado sábado en la Puerta del Sol donde nuestros candidatos a la Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de Madrid, Ayuso y Almeida asistieron para apoyar y reconocer al Presidente Juan Guaidó y pidiendo libertad para el pueblo venezolano.

En esta última manifestación me llamó mucho la atención una frase pronunciada por una venezolana que ha tenido que huir de su país “Tener cuidado a quién votáis, también aquí en España, los tentáculos del régimen son alargados”. Esta frase nos advierte y nos lo dice todo, nada más que añadir. Bueno, sí, ¡Viva Venezuela libre!
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es