13 de noviembre de 2019, 17:02:50
Social


Carmena creará un comisionado para los problemas de Malasaña

Por MDO/E.P.

Manuela Carmena ha propuesto la creación de un comisionado para tratar la mala situación del barrio de Malasaña, centrándose en los problemas de la zona para solucionarlos de la manera más eficaz posible.


La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha propuesto la creación de un comisionado para Malasaña, una persona que se centrará en los problemas del barrio y que incluso facilitará un contacto a los vecinos vía whasapp para que le puedan transmitir sus quejas, además de aceptar la propuesta de la plataforma vecinal SOS Malasaña comprometiéndose a poner en marcha un plan de choque para la zona.

Integrantes de SOS Malasaña se han reunido esta mañana en el Palacio de Cibeles con la alcaldesa y con el concejal de Centro, Jorge García Castaño. El portavoz de la iniciativa vecinal, Jordi Gordon, ha declarado que salían de la reunión "bastante contentos porque la alcaldesa ha reconocido la situación grave que atraviesa Malasaña, que es una vergüenza que se haya llegado a esto".

Carmena ha aceptado la propuesta de un plan especial para abordar la situación del barrio y les ha trasladado que se estudiará "el nombramiento de una persona que se responsabilice de Malasaña para que todos los recursos municipales se puedan coordinar". "Es devolver a los vecinos la confianza de que las instituciones están para escucharnos y dar respuestas", ha añadido.

Uno de los problemas del barrio que ha tenido entidad propia en la reunión ha sido el botellón, "fuente de suciedad, ruidos en la calle, meadas, pintadas y que se suma al parque temático de bares y de bares ilegales", ha descrito Gordon.

Carmena, "a favor de que el barrio recupere su esencia"

Además, como ha trasladado el portavoz de SOS Malasaña, "Manuela Carmena dice que está a favor de que el barrio recupere su esencia y de cómo se pueden potenciar los aspectos positivos que tiene el barrio, de convivencia, de barroco, de manera de vivir porque Malasaña está muriendo de éxito con el monocultivo de la gente que viene de marcha, a beber y que destroza todo, junto a los apartamentos y la especulación inmobiliaria", ha añadido. Los vecinos reivindican "un lugar donde vivir y no un no-lugar fantasma donde se va sólo a beber".

SOS Malasaña se reunirá de nuevo con la alcaldesa a primeros de marzo para abordar las medidas del plan de choque. Los vecinos avanzan que se reunirán igualmente con el resto de grupos, para que se comprometan con los problemas del barrio en sus programas electorales, y con la Comunidad, administración competente en normativas como la de los apartamentos turísticos. "Es una problema de ciudad porque no queremos una ciudad sin alma, que son sus habitantes", ha resumido Jordi Gordon.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es