24 de mayo de 2019, 9:17:17
Distritos


Delicias pide medir sus malos humos y recuperar la estación de Luca de Tena

Por Javier López Macías

El Pleno de Arganzuela aprobó el pasado mes de enero una proposición para que el Ayuntamiento vuelva a instalar en la Plaza Luca de Tena una estación de medición de contaminación que retiró en 2011 por sus altas cotas de polución. El Consistorio estudia la posibilidad y Ecologistas se muestra favorable si con ello no se modifica el resto de la red.


En sus miles de trucos para esconder la polución, la exalcaldesa Ana Botella cambió en 2010 varias estaciones de la red de medidores que registraban los mayores índices de contaminación. Entre ellas, la de la plaza Luca de Tena, ubicada a mitad del Paseo de las Delicias, que cuenta con cinco carriles para coches y un parque infantil. La misma, tal y como denunciaron entonces desde Ecologistas en Acción, había llegado a rebasar el nivel de 50 microgramos por metro cúbico de NO2 hasta 182 días al año, cuando el máximo de la UE es de 40.

Desde el Consistorio popular se escudaban en que daba datos "poco representativos". Con todo, la reestructuración de la red se ha mantenido hasta ahora, aunque los vecinos de Arganzuela -y de esa plaza en concreto- siguen interesados en saber qué cotas de polución alcanza ese punto.

Por eso, Ciudadanos ha llevado al Pleno de enero una proposición en la que se pedía al Área de Medio Ambiente la vuelta de ese medidor y que contó con el visto bueno de la mayoría del resto de grupos. "Lo hemos pedido varias veces y ahora cobra más importancia porque queremos saber qué efecto tiene Madrid Central en nuestro distrito", explica el vocal vecino de Cs Javier Gómez a Madridiario.

En este sentido, la petición puede ahora no resultar baladí. El departamento que dirige Inés Sabanés, consultado por este diario, explica que es un movimiento que no descarta y que, además, se encuentra en fase de estudio. No obstante, estas fuentes sí destacan que, de producirse, rompería la serie histórica comenzada nueve años atrás, cuando la normativa de calidad del aire comenzó a ser de obligado cumplimiento.

Este hecho es lo que más preocupa a, entre otros, Ecologistas en Acción, que remarca la importancia de la evolución de las estadísticas a lo largo del tiempo. Juan Bárcena, uno de sus portavoces, cuenta a este digital que no son contrarios a la vuelta de una estación a la plaza de Arganzuela pero que no se debería modificar las otras 23. Según argumenta, antes de la reestructuración, casi todas las estaciones se situaban cerca del tráfico y ahora lo hacen en fondo urbano "y así se ha de mantener". A pesar de esto, sí resalta la importancia de la de Delicias.

Otra estación en el Wanda

La petición de instalar estaciones de medición en algunos puntos determinados, sin embargo, no es algo nuevo. Ya en junio, el distrito San Blas-Canillejas lanzó su ruego en otro pleno. Fue, entonces, gracias a una iniciativa conjunta entre PSOE y Ciudadanos, que se escudaban en la actividad de coches alrededor del Wanda Metropolitano tras su inauguración.

Por eso, ambas formaciones pidieron al Área de Sabanés a medir el aire cercano a la nueva casa del Atlético de Madrid. En nombre del Equipo de Gobierno intervino entonces Carlos Álvarez Guzmán, que recalcó que la actual red se había ido perfeccionando a lo largo del tiempo y que una de las dos unidades móviles con las que cuenta estaba estudiando situarse en los aledaños de la instalación deportiva.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es