16 de octubre de 2019, 12:03:51
Transportes


La huelga no cesa: los taxistas rechazan la precontratación 'espacial'

Por Javier López Macías

El Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid han llegado a un principio de acuerdo para regular la precontratación de las licencias VTC. Eso sí, no será tal y como pedían los taxistas -que perseguían que solo se pudiera pedir Cabify o Uber con horas de antelación- sino con una barrera “espacial”, que establece un mínimo de 300 metros entre el cliente y el VTC para contratar su servicio. Sin embargo, el sector del taxi ha tildado la propuesta de "insulto", por lo que la huelga indefinida continúa.


Hay acuerdo. Contra todo pronóstico, el Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad han alcanzado un consenso técnico para poner fin al paro de los taxistas que comenzó el lunes.

En este sentido, el Gobierno de Ángel Garrido ha accedido a traspasarle las competencias necesarias para establecer una precontratación a Uber y Cabify que no será temporal, como pedían los taxistas, sino “espacial”. Este "nuevo concepto" se traduce en que los VTC que quieran operar en la Comunidad de Madrid deberán estar a una distancia mínima de entre 300 y 500 metros, según lo determine cada municipio, de sus clientes a la hora de la precontratación del servicio.

Los ayuntamientos podrán establecer una distancia entre la franja fijada mediante ordenanza "respetando el criterio de proporcionalidad" conforme a diferentes motivos: afección al dominio público; afección al tráfico urbano y la circulación de vehículos y afección al estacionamiento en vía pública.

La alcaldesa ha desvelado que se prevé que tenga los mismos efectos que lo solicitado por el sector del taxi pero evitándose indeminzaciones millonarias, como ya avisó la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Los vehículos pertencecientes a la categoría "CERO Emisiones" podrán precontratar el servicio a una distancia de 150 metros, respecto al cliente, que las ordenanzas municipales podrán elevar hasta el límite de 250 metros.

Para el control efectivo de este requisito, el arrendador deberá almacenar y conservar electrónicamente el geoposicionamiento del VTC tanto del momento de la formalización del contrato como de la recogida efectiva del cliente, durante un plazo de 3 meses. También deberá facilitar el acceso a esta información a la administración competente cuando le sea requerida. Además, los servicios prestados mediante vehículos de arrendamiento con conductor deberán comunicarse por vía electrónica antes de su prestación, destaca el texto.

El Decreto de la Comunidad, además, también dará competencias al Consistorio para reducir la flota de VTC “hasta el 50 por ciento” los fines de semana, pues contarán con la misma regulación de descanso que los taxistas. “Madrid no puede vivir sin ellos”, ha concluido la alcaldesa.

Restricciones

En ningún caso, las VTC podrán "circular por las vías públicas en busca de clientes, estando prohibido el ofrecimiento directo de los servicios, la recogida de personas en la vía pública que no los hubieran precontratado y el permanecer estacionados a fin de promover la captación viajeros sin mediar contratación previa". La nueva normativa tipifica como infracción muy grave no quebrantar esta medida.

Así, se entenderá que los VTC están propiciando la captación cuando se encuentren estacionados a menos de 100 metros de aeropuertos, estaciones de ferrocarril, de autobuses, intercambiadores de transporte, hoteles, centros comerciales, lugares donde se estén celebrando eventos de afluencia masiva de personas y puntos de parada de los vehículos taxi autorizados por los correspondientes ayuntamientos.

Como infracción grave se penará el hecho de no portar en el vehículo los distintivos que sean exigibles de acuerdo con el reglamento vigente o llevarlos sin tener derecho a ello; así como la oferta de servicios de transportes que incumplan los requisitos establecidos. Se considerará falta leve no conservar la información referida al geoposicionamiento antes detallada.

El comité negociador rechaza la propuesta

El dirigente popular ha querido subrayar la importancia del acuerdo, que falta “perfilar y detallar” y que se ha enviado a los taxistas y a las VTC para que den su visto bueno antes de aprobarlo.

Así, el comité negociador de la asamblea de taxistas en huelga se ha reunido con representantes del Ayuntamiento y la Comunidad para estudiar el texto acordado entre el Gobierno regional y el propio Consistorio madrileño. Tras analizar la propuesta, el colectivo ha tildado de "insuficiente" el modelo de precontratación presentado, así como un "insulto" en su conjunto. En consecuencia, el paro indefinido se mantiene.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es