19 de junio de 2019, 13:04:59
Política


Estaciones más accesibles y mejor conexión entre Atocha y Chamartín, prioridades del Plan de Cercanías

Por Paula Díaz

Los Presupuestos Generales del Estado para el 2019 incluyen dotaciones para renovar, electrificar y mejorar el túnel Atocha-Recoletos-Chamartín e implantar ascensores en Atocha, Aranjuez, Alcalá, Recoletos, Vicálvaro, Ramón y Cajal, Pozuelo, Colmenar Viejo y Orcasitas. El Gobierno de Sánchez asegura que la inversión en infraestructuras madrileñas es una "prioridad" y arremete contra Garrido por leer las cuentas en clave territorial, "como los nacionalistas".




La renovación del túnel Atocha-Recoletos-Chamartín y la remodelación de varias estaciones de tren con el fin de hacerlas más accesibles son las prioridades del Plan de Cercanías previsto en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el 2019. En total, de los 846,98 millones del grupo Fomento en el que se incluyen otras infraestructuras como aeropuertos y carreteras, 347,3 millones irán destinados a los ferrocarriles de la comunidad, si bien el Ejecutivo de Pedro Sánchez no especifica qué parte de las cuentas se dedica a qué proyectos.

Según ha explicado este miércoles el delegado del Gobierno en Madrid, Fomento y Vivienda son "las dos grandes aportaciones" de los PGE para Madrid, de los que destaca "la gran apuesta" por los Cercanías. José Manuel Rodríguez Uribes no pudo ofrecer una cifra detallada del total que se dedicará a tal fin, por lo que no se conoce si se alcanzarán los 500 millones anuales a los que se comprometió el ministro del ramo, José Luis Ábalos.

En cambio, Uribe sí especificó -mediante una rueda de prensa- la relación de proyectos ferroviarios madrileños que están en el foco de atención del Ejecutivo nacional: a la electrificación de la vía que une Atocha con Chamartín por Recoletos se une como objetivo fundamental la continuidad de la instalación del sistema europeo de gestión del tráfico (ERTMS) y la propia renovación de ésta última estación (Cabecera Norte de Chamartín).

Además, se remodelarán varias estaciones con el fin principal de mejorar la accesibilidad de las mismas. Así, se instalarán ascensores y escaleras mecánicas en Atocha, Aranjuez, Alcalá de Henares, Recoletos, Vicálvaro, Ramón y Cajal, Pozuelo de Alarcón, Colmenar Viejo y Orcasitas. También se implantará el bloqueo automático banalizado (BAB) en la línea San Cristóbal-Aranjuez (C-3) y se licitarán las obras para la nueva estación de la Tenería.

¿Nuevas estaciones?

También se conectará Sol con Gran Vía y se realizará un estudio de viabilidad sobre la reconfiguración de vías en Atocha-Cercanías. Asimismo, se continuará con el proyecto de ampliación de las vías en el tramo Pinar de las Rozas-Villalba y se estudiará la posible extensión de la red de Cercanías y la creación de nuevas estaciones, especialmente, en el eje San Fernando-Avenida de América-Alonso Martínez-Príncipe Pío.

Dentro de la planificación de Adif también se contempla la integración del entorno del ferrocarril en la estación de Delicias. Y, en lo relativo a la inversión en Renfe, se destinarán partidas a actuaciones en el material rodante, grandes reparaciones, mejora de la accesibilidad, adquisición de nuevo material, seguridad, sistemas de información y venta. Se prevé, además, la licitación del contrato para adquisición del nuevo material rodante para las Cercanías de Madrid.

Por otro lado, también se prevén actuaciones con respecto a la Alta Velocidad: 5,9 millones serán para finalizar la conexión "en ancho estándar" Chamartín-Atocha-Torrejón de Velasco y continuar con la segunda fase de remodelación de Atocha; y 36,4 millones, a la reordenación de la Cabecera Norte de Chamartín, la ampliación del edificio de dicha estación y de los andenes. Habrá dotaciones para mejorar la línea Madrid-Barcelona y Madrid-Levante del modo que todas las líneas que terminan en Atocha puedan tener continuidad hasta Chamartín.

Otros 8,3 millones serán para el presupuesto de Adif en inversión en líneas y estaciones; y 6,6, para actuaciones en mercancías que incluye la remodelación de la terminal de Madrid-Vicálvaro. Por último, se prevé una partida para continuar con el estudio de alternativas de conexión del aeropuerto con la red ferroviaria.

Presupuestos "en clave territorial"

Ni Rodríguez Uribe ni el Ministerio de Fomento pudieron ofrecer la cifra total que los PGE destinarán -si logran aprobarse en el Congreso- a Cercanías Madrid, pero el delegado del Gobierno sí respondió a las críticas de Ángel Garrido.

El presidente de la Comunidad acusó ayer a Pedro Sánchez de destinar "impuestos de los madrileños" a la "independencia de Cataluña". Hoy Uribe le ha criticado por leer las cuentas estatales "en clave territorial". Es más, aseguró que Madrid forma parte, "junto a Cataluña y Andalucía", de las comunidades cuyos servicios ferroviarios de Cercanías y Media Distancia reciben más financiación del Estado y se escudó en el incremento de la inversión directa en ambas comunidades frente a los dos puntos de caída de Madrid se debe al cumplimiento de "la ley".

"Igual el PP debería haber reformado en estos años el Estatuto de Autonomía de Madrid para recibir el mismo reparto que Andalucía o Cataluña, pero nosotros sólo cumplimos la ley", sentenció. "Estos presupuestos no son ni una salida para la independencia ni de los batasunos; son unos presupuestos para devolver dignidad y derechos a los españoles", defendió tras especificar las partidas destinadas a proyectos sociales. "Criticamos a los nacionalistas por hacer lecturas territoriales; esa lectura no se corresponde con la realidad", concluyó Uribes.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es