16 de octubre de 2019, 9:23:15
Política


Marchena renuncia a presidir el CGPJ y el Supremo tras el escándalo de Cosidó

Por Diariocrítico

El Partido Popular y el PSOE deberán buscar a un nuevo presidente del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Supremo, pues su candidato, el juez Manuel Marchena, ha renunciado a ello después de salir a la luz los mensajes en los que el portavoz popular en el Senado, Ignacio Cosidó, vacilaba de controlar una de las salas de la judicatura "desde atrás".


E juez Manuel Marchena ha renunciado a ser candidato a presidir el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Supremo después de conocerse el escándalo de Ignacio Cosidó, portavoz del PP en el Senado, quien envió una serie de mensajes de Whatsapp a sus compañeros presumiendo del acuerdo alcanzado con el PSOE para la renovación del CGPJ.

Marchena ha renunciado a través de una carta que publica en primicia 'El Español' y donde explica que "jamás" ha concebido "el ejercicio de la función jurisdiccional como un instrumento al servicio de una u otra opción política para controlar el desenlace de un proceso penal". "Mi trayectoria como magistrado ha estado siempre presidida por la independencia como presupuesto de legitimidad de cualquier decisión jurisdiccional", dice también. Por último, concluye: "Por todo ello, anticipo públicamente mi decidida voluntad de no ser incluido, para el caso de que así fuera considerado, entre los candidatos al puesto de presidente del Tribunal Supremo y del CGPJ".

Los mensajes de Cosidó

Colocando a Marchena, el PP estará "controlando la sala segunda desde detrás y presidiendo la sala 61", aseguró Cosidó a los suyos tras resolverse las negociaciones. Horas después se ha sabido que Marchena renuncia a la candidatura, tirando el pacto PP-PSOE, según ha adelantado este marte el digital 'El Español'. Fue este diario también el que desveló la serie de mensajes de Cosidó a su grupo parlamentario, los cuales levantaron ampollas en la judicatura.

En ellos, Cosidó presumía ante los suyos de haber alcanzado un buen acuerdo con el PSOE de cara a la renovación del CGPJ. Con el pacto, el PP escogía a 9 vocales más la presidencia, y el PSOE a 11 vocales. Cosidó decía que así controlarán "la sala segunda desde detrás", competente para enjuiciar a los aforados y responsable de la resolución del 'procés' catalán en el Supremo, y la sala 61, encargada de la ilegalización de partidos políticos. "Ha sido una jugada estupenda que he vivido desde la primera línea", presumía.

En cualquier caso, Marchena será quien presida el tribunal que juzgará a los líderes del llamado 'procés' soberanista catalán, que pide años de cárcel para políticos como Oriol Junqueras por rebelión y malversación.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es