25 de junio de 2019, 18:21:06
Distritos


Cinco distritos se suman al cubo marrón

Por Hayda Ramos

La ciudad de Madrid, dice el Ayuntamiento, acierta con la orgánica... y poco a poco se va 'enmarronando': los cubos marrones han llegado este jueves a los distritos de Ciudad Lineal, Moncloa-Aravaca, Tetuán, Puente de Vallecas y Villa de Vallecas.


En una nueva fase de la progresiva implantación, los cubos y contenedores de tapa marrón, destinados a la recogida de los residuos orgánicos, han aterrizado este jueves en cinco distritos más de la capital: Ciudad Lineal, Moncloa-Aravaca, Tetuán, Puente de Vallecas y Villa de Vallecas.

Como señala la campaña informativa puesta en marcha desde el Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento, la recogida será diaria.


¿Qué hay que tirar en el contenedor de tapa marrón?

  • Restos de fruta, verdura, carne, pescado y otras comidas;

  • cáscaras de huevo, marisco y frutos secos;

  • posos de café e infusiones;

  • papel de cocina sucio y servilletas usadas;

  • tapones de corcho, cerillas, serrín y pequeños restos de jardinería, como ramos de flores, plantas u hojarasca.


¿Y para qué restos queda el cubo de tapa naranja?

Como explicó Madridiario hace ahora un año, la implantación del cubo marrón implica la recogida separada de residuos orgánicos reciclables. Con su llegada a nuestras casas, nos damos cuenta de que casi todo lo que hasta entonces tirábamos al naranja ha de ir ahora al marrón. Las excepciones son los restos no reciclables:

  • compresas;

  • pañales;

  • toallitas húmedas;

  • colillas;

  • arena de gato;

  • excrementos de animales;

  • pelo;

  • polvo de barrer;

  • chicles.

La implantación de la recogida selectiva de los residuos orgánicos empezó en Madrid el año pasado: el 31 de octubre de 2017, el turno de noche vaciaba por primera vez los cubos y contenedores marrones en la capital. El proyecto piloto arrancaba en 17 zonas de 10 distritos de la ciudad, así como en grandes generadores de residuos, como centros comerciales, mercados u hospitales, entre otros.

Superada esa primera fase de prueba, el cubo marrón llegaba para quedarse en la totalidad de Arganzuela, Chamberí, San Blas-Canillejas y Villaverde casi 12 meses después, el pasado 1 de octubre.

Este 1 de noviembre, ha seguido el mismo camino en Ciudad Lineal, Moncloa-Aravaca, Tetuán, Puente de Vallecas y Villa de Vallecas.

El próximo mes de diciembre se sumarán Hortaleza, Latina y Vicálvaro.

Enmarcado en la Estrategia de Prevención y Gestión de Residuos, el nuevo cubo se introduce por diversos motivos, que responden, básicamente, a ventajas ambientales y requerimientos legales. El objetivo del Gobierno local es que el sistema cubra toda la ciudad antes de que acabe 2019.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es