16 de octubre de 2019, 7:00:49
Distritos


García Castaño: "Damos respuesta a veinte años de reivindicaciones vecinales en Centro"

Por Hayda Ramos

Tanto en el ámbito político como en el social, Madrid Central acumula todos los días desde hace semanas voces tanto a favor como en contra. Peticiones de paralización, un Pleno extraordinario, tema de debate en el ordinario, concentraciones y firmas de afectados... y una presunta improvisación final y falta de información que no solo levanta críticas de PP y Cs, sino que ha provocado cierto cisma en el PSOE.


Consciente de todo ello, y seguro y orgulloso tras la firma del decreto de este lunes, Jorge García Castaño ha comparecido ante la prensa, acompañando a Inés Sabanés y Paz Valiente, en su calidad de concejal-presidente de Centro. "Es un día muy importante para la ciudad, de esos en los que sientes que para esto llegamos a gobernar" Madrid, ha expresado el edil, que ha defendido que el proyecto de la gran APR Centro "viene a dar cumplimiento a un compromiso de veinte años de reivindicación vecinal".

Un lunes que ha descrito también como "un día clave en el cambio de movilidad de la ciudad": "Llevamos toda la legislatura preparándonos", ha afirmado García Castaño, que ha enumerado la ampliación de aceras; las reformas de Chueca, Canalejas y la calle Atocha; las diferentes peatonalizaciones realizadas, la próxima reforma de la calle Amaniel... en definitiva, "un conjunto de cambios fundamentales en Centro que también incluyen la reforma de Gran Vía y de plaza de España".

Un proyecto, Madrid Central, con el que el Gobierno de Ahora Madrid sostiene que da "respuesta a las demandas de los movimientos vecinales y de asociaciones ecologistas" que llevan años pidiendo medidas de actuación en el distrito en materia de movilidad y calidad del aire.


"Actuación responsable" del Ayuntamiento

Para los comerciantes, sostiene el concejal-presidente de Centro, "hay una mejora neta de la situación". "Ellos y los hosteleros tendrán autorizaciones como hasta ahora", ha ahondado. Los vecinos verán incrementadas "en más de mil plazas" las plazas de aparcamiento para residentes, a las que se añadirán las reservadas en los establecimientos de este tipo "que gestionará la EMT".

"Se ha dado respuesta a las pocas reivindicaciones que ha habido", ha remarcado el edil, que ha puesto un ejemplo concreto de las asociaciones de madres y padres de la zona: "Nos han pedido que incluyamos la calle Bailén y que no saquemos nada" del proyecto, ha asegurado.

"Mejoramos espacio público, aminoramos el riesgo de accidentes, reducimos la contaminación y habrá menos ruido, además de ser un incentivo para la renovación de flotas", ha dicho García Castaño, que habla de "actuación responsable" por parte del Ayuntamiento "en el ejercicio de sus competencias, de acuerdo con el resto de capitales europeas, alineados con el Gobierno de España y dando respuesta a los compromisos con la Unión Europea".

Por ello, ha concluido que "quien se pone enfrente de estas medidas no se pone enfrente de este Gobierno [de Ahora Madrid], sino de tres administraciones, como son la UE, el Gobierno central y Naciones Unidas". "También a veinte años de reivindicaciones vecinales", ha remachado un García Castaño que habla de "paso histórico", se declara "muy satisfecho" y descarta el caos de quienes ya vaticinaron el colapso de la ciudad "en el pasado, con la peatonalización de Sol, el Retiro o la prohibición del tabaco".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es