13 de noviembre de 2019, 16:45:40
Distritos


Primer impulso oficial a los Desarrollos del Sureste

Por MDO/E.P.

En Junta de Gobierno, el Ayuntamiento de Madrid ha aprobado este jueves el primer paso para realizar las modificaciones del Plan General de Ordenación Urbana necesarias para reactivar los desarrollos de Valdecarros y Los Cerros, en el sureste de la ciudad. Crear una gran zona verde que separe las futuras viviendas de la planta de Valdemingómez y asegurar las dotaciones son las líneas principales del plan.


La delegación de Desarrollo Urbano Sostenible del Ayuntamiento de Madrid, encabezada por José Manuel Calvo, aprueba de manera oficial someter a información pública los documentos del avance de la modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOUM) en la zona del sureste, en concreto de las zonas Valdecarros y Los Cerros. Así lo ha afirmado este jueves el delgado en la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno.

En estas modificaciones se reordenan los suelos, con un número potencial de viviendas que "apenas varía" pero que "quedan a la espera de que exista demanda real y compromiso de las administraciones" para llevar allí los equipamientos que la ciudadanía necesita.

Calvo ha señalado que con esta acción buscan dar "viabilidad a desarrollos que llevan 20 años paralizados", con lo que se demuestra que, tal y como fueron planteados originalmente, "no eran viables".

En la actual reordenación se propone "una cuestión fundamental, que la llegada de equipamientos, dotaciones, escuelas públicas, centros de salud o comisarías que necesita un barrio para funcionar no se pueden postergar, tienen que ir acompasadas a la producción de viviendas. No podemos encontrarnos con guetos residenciales como en Sanchinarro o Las Tablas", ha defendido.

El balance de la clasificación de suelo pasa de 2.422 hectáreas urbanizables o con derecho a aprovechamiento urbanístico, de las cuáles 2.401 tenían ordenación pormenorizada y el proceso de gestión iniciado, a una propuesta de 1.887 hectáreas de suelo urbanizable (un 22 por ciento menos), y cerca de 500 de suelo no urbanizable.

En total, la capacidad potencial del conjunto de Los Cerros se reduce en un 28,45 por ciento para el número de viviendas pasando de 14.900 a 10.700, y en un 23,70 por ciento la superficie edificable de actividades económicas pasando de 570.000 a 440.000 metros.

Se programa un primer desarrollo a partir de 2022 al norte del ámbito, con 131 hectáreas, donde podrán construirse cerca de 3.700 viviendas y habrá 150.000 metros cuadrados de edificabilidad para actividades económicas. El desarrollo de Los Cerros Sur se destina a cubrir necesidades de la ciudad a largo plazo y podría albergar unas 7.000 viviendas y 290.000 m2de actividades económicas.

En Valdecarros la capacidad potencial se reduce en un 16 por ciento para el número de viviendas (de 51.560 a cerca de 43.000) y en un 48 por ciento la superficie edificable de actividades económicas (de 2,9 a 1,5 millones de metros cuadrados).

Sus terrenos quedan divididos en dos sectores. El primero de ellos, Valdecarros-La Gavia, con 410 hectáreas en el interior de la M-45 y en continuidad con el Ensanche de Vallecas y La Atalayuela, será urbanizado en dos unidades de ejecución, que se desarrollarán entre 2022-2030 y 2031-2039 respectivamente.

Este nuevo barrio acogerá cerca de 13.200 viviendas -la mitad protegidas- y tendrá 300.000 m2 de edificabilidad para actividades económicas. El resto del ámbito, denominadoValdecarros Sur,está destinado a cubrir las necesidades de la ciudad a largo plazo y se desarrollará cuando se identifique la necesidad de su puesta en marcha.

Corredor ambiental

Además, el delegado de Urbanismo ha anunciado que los suelos de en torno a 325 hectáreas de la zona quedan calificados como no urbanizables. Estas parcelas, que hasta la fecha podían albergar todo tipo de edificaciones, quedan protegidas al tratarse de "lugares de alto valor ecológico, de alto valor medioambiental, pulmones que tiene y necesita la ciudad de Madrid en el futuro", afirma Calvo.

Por ellas se procederá a la contrucción de un corredor ecológico que separará las futuras nuevas viviendas de la planta de Valdemingómez. Según el delegado, esta senda paliará los problemas por los que los vecinos de la zona llevan años quejándose. "Es muy importante que se dejen de producir viviendas al lado de una planta de las carecterísticas de la de Valdemingómez", ha concluido.

En el ámbito de Cantiles del Manzanares, se clasifica como Suelo No Urbanizable de Protección Ecológica una extensión de 325 hectáreas, que se remiten a un Plan Especial Ambiental de iniciativa pública; y también se clasifican como suelo No Urbanizable de Protección para infraestructuras otras 49 hectáreas. En Los Cerros, el Área de Protección Geológica del Cerro de La Herradurasituada en el exterior de la M-50 y con una superficie de 112 hectáreas, queda protegida como Suelo No Urbanizable de Protección Ecológica.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es