20 de noviembre de 2019, 1:28:18
Política


El PSOE recuerda el ‘tamayazo’ para coger impulso para 2019

Por Javier López Macías

El diputado Rafael Simancas ha presentado este lunes en el Congreso el libro ‘Alegato contra la resignación’, en el que narra el suceso que le arrebató la posibilidad de presidir la Comunidad de Madrid y sus posibles efectos a lo largo de estos quince años: el 'tamayazo'. Junto a él han comparecido Adriana Lastra, portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, José Manuel Franco, secretario general del PSOE-M, y Ángel Gabilondo, candidato socialista a las elecciones del 2019.


El socialismo patrio se ha reunido este lunes en lo que ha sido el pistoletazo (no oficial) a la campaña electoral que afronta la política este curso. Y lo ha hecho con dos fechas en mente -el 10 de junio de 2003 y el 26 de mayo de 2019- y con un lema claro: no pudo ser pero será.

Así, lo que era la presentación del libro de Rafael Simancas sobre el ‘tamayazo’, aquel negro suceso que cambió la política marfileña en el que la ausencia de dos diputados socialistas impidió un gobierno del PSOE tras ocho años con el PP al frente de la Puerta del Sol, se ha convertido en una especie de preparación para lo que viene.

En este escenario, el primero en hablar ha sido el propio Simancas. En un largo discurso ha recordado el suceso en el que él fue el damnificado más directo y lo que ha venido después. “Allí empezó todo lo peor. Se trataba de cortar el paso a un gobierno limpio para abrirle el camino a la corrupción”, ha declarado.

Asimismo, ha recordado cómo lo vivieron él y su equipo mientras, con la mirada puesta en Modesto Noya o Pilar Sánchez Acera, ha esbozado un eslogan con el que ha definido lo acontecido en la Asamblea de Madrid en el albor del verano de hace quince años y lo que, espera, está por venir: “Nuestro gobierno sería decente o no sería. El ‘tamayazo’ dio paso al ‘masterazo’”.

Después de Simancas también ha hablado el que ahora ocupa su puesto, Ángel Gabilondo. El portavoz del PSOE en la Cámara regional -y también candidato a la Presidencia de la Comunidad el año que viene. ha contado que sintió una “gran decepción” tras el suceso pero que “ahora toca revertirlo”, para lo que se ha comprometido de una forma drástica. “Pido que sea un acto de memoria que sirva para avanzar más. No queremos gobernar así, no queremos ganar así; eso sí, vamos a ganar”, ha apostillado con un auditorio entregado.

Por último, ha sido el turno de la portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, cuya intervención ha tenido un tono electoral. Eso sí, con grandes referencias al libro empezando por el título, que alega por rechazar la resignación: “Rafa [Simancas] hubiera sido el mejor presidente de la Comunidad pero los socialistas debemos rechazar la resignación. Fue un acto de injusticia que se reparará con uno de justicia: lo repararemos ganando las elecciones de 2019”.

Causapié sentada y el Ayuntamiento esperando

Al acto también ha acudido el secretario general del PSOE-M, José Manuel Franco. En una extensa intervención, ha seguido la línea de sus compañeros: ha convertido la resignación en un mítin.

En este sentido, tras dar el visto bueno a Gabilondo, ha hablado del Ayuntamiento, plaza en la que los socialistas pasan por encima en cada conversación en cuanto se apagan los micrófonos.

Tras el sí de Manuela Carmena y la seguridad de Begoña Villacís, el PSOE se ha visto sumido en una incertidumbre a la que el paso de las semanas una inquietud que Franco ha querido cortar de raíz. Ante la “monarquía municipalista de Carmena”, ha reivindicado que todavía no tienen candidato porque son “un partido democrático y lo tienen que ratificar las bases” ante la mirada de Purificación Causapié, portavoz del Grupo Socialista en Cibeles, que ha asistido al acto pero no ha participado. Eso sí, lo que ha querido reivindicar Franco es que pretenden presentarse “con sus siglas” y sus valores.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es