26 de noviembre de 2020, 22:28:55
Medio Ambiente


Madrid suspende la caza de pájaros cantores

Por Javier López Macías

La Comunidad de Madrid ha decidido paralizar las autorizaciones para practicar el silvestrismo, actividad que consiste en capturar aves como pardillos o jilgueros para educar su canto, tras el dictamen que la Comisión Europea envió en mayo en el que daba dos meses al Gobierno regional suspender esta actividad que, según Bruselas, incumple varios artículos de la Directiva de Aves.


La caza de aves fringílidas (jilgueros, pardillos y verderones) para su canto, conocida como silvestrismo, está herida de muerte en la Comunidad de Madrid.

El Ejecutivo regional ha decidido suspender las autorizaciones (y no renovar las ya existentes) para practicar esta actividad en base a dos dictámenes de la Unión Europea en los que Bruselas avisaba de que el silvestrismo incumplía hasta tres artículos de la Directiva de Aves.

Sin embargo, esos dos documentos no han brotado ahora por arte de magia. La batalla de la Comisión Europea comenzó hace siete años, cuando inició las investigaciones para esclarecer la situación de la captura irregular de fringílidos en España por no ajustarse a la normativa europea.

Entonces, el Estado pidió una prórroga para asentar una alternativa (la cría en cautividad) y adaptarse así a las reglas exigidas desde Bruselas, pero la Comisión, tras aceptar ese acuerdo, detectó que seguían existiendo irregularidades, por lo que se inició un procedimiento de infracción en 2017.

Tras ese primer aviso, la Comunidad de Madrid fue la única que siguió dando autorizaciones hasta que, en mayo de este año, Bruselas emitió un segundo dictamen dando un plazo de dos meses para finalizar de forma definitiva con el silvestrismo que terminaron con la ‘insumisión’ del Gobierno regional. En julio, la Consejería de Medio Ambiente envió un escrito en el que informaba del cese de la actividad.

Eso sí, lo que no deja claro la Comunidad es si la suspensión será temporal o definitiva. Tal y como explica a Madridiario Luis del Olmo, director general de Medio Ambiente y Sostenibilidad, la medida se ha tomado “por el principio de precaución”, puesto que de no hacerlo Madrid se hubiera enfrentado a una multa.

En este sentido, Del Olmo explica que ahora trabajarán en investigar “a fondo” la cría en cautividad, de la que depende, dice, la vuelta del silvestrismo.

Por su parte, desde Seo BirdLife, organización que lleva años trabajando para que cese la captura de fringílidos silvestres, han celebrado con cautela la medida de la administración dirigida de Ángel Garrido. Además, explican que ahora lo que toca por parte de las administraciones es “potenciar la cría en cautividad”, según explica Juan Carlos Atienza, director de conservación de la organización.

Unanimidad entre los partidos

Todo este proceso se ha caracterizado por el perfil bajo adaptado del Gobierno de la Nación, al que Madrid le ha pedido ahora un movimiento parlamentaria.

Esta semana, en la Comisión de Medio Ambiente se ha aprobado de forma unánime una Proposición No de Ley presentada por Alejandro Sánchez, diputado de Equo en el grupo de Podemos, en la que los cuatro grupos le han pedido a la administración de Pedro Sánchez una respuesta “homogénea” en todo el territorio español.

Además, en el texto se incluye el encargo al CSIC de un estudio que “identifique las causas del declive de los fringílidos y aporte recomendaciones para su conservación”.

Entre 2010 y 2016, en la Comunidad de Madrid se han capturado : 125.760 jilgueros, 49.280 pardillos y 25.361 verderones. Los periodos hábiles de caza son dos: durante el verano, donde está permitida la captura de machos en su primer año los domingos del mes de agosto, dedicados a la educación en el canto; y en invierno, donde las capturas se dedican, en teoría, a la captura de individuos para la cría en cautividad.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es