22 de noviembre de 2019, 7:03:21
Efemérides

TAL DÍA COMO HOY


España tiembla con la llegada del ébola

Por MDO

Varios días antes de labrarse la alarma social, Miguel Pajares y Manuel García Viejo, dos misioneros españoles llegaron repatriados de urgencia a España tras ser infectados por el virus Ébola en Liberia y Sierra Leona, respectivamente. Este fue el prólogo de lo que acabaría por confirmarse tal día como hoy. El temido virus contagió a la primera persona en el mundo fuera de África: la enfermera auxiliar del equipo sanitario que atendió a los dos religiosos, Teresa Romero.


La pesadilla tomó forma la madrugada de un 6 de octubre de 2014 cuando Teresa Romero llegó en una ambulancia sin protección especial del SUMMA al hospital Universitario Fundación de Alcorcón. Allí, dío positivo en las dos pruebas del Ébola.

Se confirmaba una quebradero de cabeza que había arrancado días antes, cuando Romero advirtió que padecía síntomas de fiebre y astenia, sin embargo no alcanzó los requisitos clínicos del Ébola y se le recomendó reposo y observación. Aquella madrugada los síntomas empeoraron.

Tras realizarle un primer reconocimiento en el que dio positivo, se llevó a cabo una segunda prueba que confirmó lo mismo que la primera. Era el primero positivo por Ébola fuera de África en el mundo y la Unidad Médica Preventiva del hospital puso en marcha de inmediato el protocolo médico fijado para este caso.

No sería hasta un mes después, el 5 de noviembre, cuando el equipo médico encargado de la vida de Teresa Romero anunció a los medios el alta médica definitiva de la ya exinfectada tras constatar que "en sus fluidos corporales no quedan signos de ébola".

Teresa Romera fue dada de alta un 5 de noviembre.

¿Dónde estuvo el fallo?

La auxiliar de enfermería formó parte del equipo sanitario que se encargó de atender a los dos religiosos repatriados desde Liberia y Sierra Leona. El primero, Miguel Pajares, llegó los primeros días de agosto al Hospital Carlos III, de donde ya no saldría después de no conseguir obtener recuperación ninguna. El religioso falleció el 12 de agosto.

Un mes después, el mismo hospital repatria desde Sierra Leona a Manuel García Viejo, sacerdote y médico. Durante su estancia en el centro, la auxiliar de enfermería entra en una ocasión a su habitación con el respectivo equipo de protección marcado en las pautas de aislamiento.

García Viejo acabó falleciendo y la auxiliar accedió una segunda vez a la habitación del misionero para limpiarla y retirar el material. Día en el que la propia Romero cree que pudo contagiarse al quitarse el equipo de protección.

Varios días después, durante su período de vacaciones, la auxiliar comienza a notar síntomas de fiebre y dolor muscular. Las sospechas incrementan en su cabeza, hasta que el miedo se convierte en realidad seis días después. Comenzó así, un infierno que puso patas arriba el entorno de Teresa Romero y que se saldó con el ingreso en el Carlos III de hasta 21 personas que estuvieron en contacto con ella.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es