7 de diciembre de 2019, 17:48:27
Cultura y ocio


El arte femenino se instala en la calle Topete

Por MDO

Desde el 22 de septiembre y hasta el 12 de octubre de 2018, la calle Topete de Madrid será el escenario donde se exponga “El Beso”, una selección de 20 lonas de gran formato, creadas por el colectivo Toxic Lesbian junto a vecinas y vecinos del madrileño barrio de Bellas Vistas.


Dentro del marco Imagina Madrid, convocado por el Área de Cultura del Ayuntamiento y dirigida por Intermediae y Matadero, ha nacido 'El Beso', una intervención en el espacio urbano a través de la colocación de una veintena de piezas en lona serigrafiada de gran formato en balcones, fachadas y escaparates de la calle Topete.

En la iniciativa han trabajado durante varios meses vecinas y vecinos del barrio de Bellas Vistas, para producir comunitariamente esta resignificación simbólica de Topete: una pieza artística acerca de sus afectos y relaciones personales.

Esta veintena de obras es una selección representativa de los testimonios del conjunto de mujeres de la comunidad que ha colaborado con este proyecto. La intervención muestra, con enfoque feminista, la perspectiva a veces invisibilizada de las mujeres acerca de su memoria afectiva y sus convicciones sobre la convivencia, reflejando los sentimientos que proyectan en esta calle madrileña.

La exposición supone el broche final del proyecto “El Beso” que ha construido colaborativamente una obra online que muestra simbólicamente la ocupación de la calle Topete con más de 70 testimonios de estas mujeres de 15 nacionalidades distintas. Puede visitarse en http://toxiclesbian.org/topete/El_Beso.html. La intervención corpórea y efímera en la calle, que se inaugura este 22 de septiembre, supone la presentación de este proceso a la ciudad de Madrid y especialmente a la comunidad de Bellas Vistas.

“En la calle Topete las mujeres tienen señas de identidad propia: emprendedoras, activistas, empresarias, militantes, todas ellas moviéndose entre generaciones tan dispares como sus orígenes, pero reunidas bajo el denominador del cuidado, de la lucha por sus propios horizontes, con unos valores que les son muy preciados”, asegura Elena Tóxica, artista y creadora del proyecto.

Los testimonios que recoge esta exposición muestran pequeños relatos que nos acercan a la historia emocional y reivindicativa que las mujeres han querido reflejar:

“Las mujeres de la calle Topete son potentes,

me evocan valentía y poder,

han afrontado apuestas vitales importantes”.

Mercedes, de origen español

“Esta es una calle llena de cariño y de recuerdos.

Hay personas transeúntes de diferentes razas, países,

que pasan y queda su cariño, sus encuentros”.

Juana, de origen dominicano

“Mi niña ha nacido en este barrio y le encanta.

Ya no quiere cambiar.

Le gusta la comida latina, la música, la gente.

Esta es como una calle-pueblo de mi país”

Flor, de origen chino

“La calle Topete puede ser una gran oportunidad

para mostrar que blancos y no blancos podemos

convivir de forma pacífica compartiendo todo nuestro colorido”

Carolina, de origen salvadoreño.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es