21 de septiembre de 2019, 7:01:55
Medio Ambiente


La nueva ordenanza de movilidad nace 'atropellada'

Por Hayda Ramos

Este jueves estaba previsto que, en una comisión extraordinaria, la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid diera su primer paso en firme. El orden del día tenía un punto único: debatir las enmiendas para cerrar el texto que debía ser elevado al Pleno de la próxima semana. Pero los planes han cambiado justo cuando debía comenzar la sesión: PP y Cs han pedido tiempo para poder leer y estudiar las transaccionales presentadas por Ahora Madrid y PSOE "una hora antes".


En la Junta de Portavoces previa al inicio de la comisión de Medio Ambiente y Movilidad de este jueves se ha decidido suspender la sesión. ¿El motivo? El "elevado número de transaccionales" presentadas por Ahora Madrid y PSOE a la nueva Ordenanza de Movilidad Sostenible "hasta este mismo mediodía", según PP y Cs.

Dicha circunstancia ha hecho que los grupos pidieran "más tiempo" para estudiar un texto "tan importante como es una ordenanza de movilidad", llamada a "durar muchos años".

La petición ha sido aceptada, por lo que todos han acordado posponer la comisión, que se celebrará dentro de una semana, el jueves 27 de septiembre.

La suspensión y el consecuente aplazamiento provoca que la propuesta de ordenanza de movilidad 'se caiga' del próximo Pleno; habrá uno extraordinario, previsiblemente, el 5 de octubre.

La polémica está servida: "Es imposible leer en 10 minutos todo lo que nos han presentado"

La noticia ha dado paso a la polémica en el Salón de Comisiones de Casa Cisneros. Minutos antes de comenzar la sesión, en la Junta de Portavoces, PP y Cs han planteado que era "materialmente imposible" estudiar la última información aportada por PSOE y Ahora Madrid. "Cuando se nos ha dado una hora antes de iniciar la comisión un volumen de enmiendas transaccionales de más de 50 folios, éramos incapaces de verlos en los 10 minutos anteriores", ha expresado Inmaculada Sanz.

La portavoz popular en materia de movilidad también ha apelado a la seguridad jurídica, al igual que su homólogo en Ciudadanos, Sergio Brabezo, que ha mostrado su "preocupación" por el hecho de que "sea imposible leer y dar seguridad jurídica a todas las enmiendas y transaccionales que se han presentado": "Presentan transaccionales minutos antes de hacer la Junta de Portavoces", ha incidido el edil naranja, que ha criticado que Ahora Madrid y PSOE "vengan con acuerdos ya desde casa": "Hablan mucho de acuerdos, pero a la hora de la verdad lo que hacen es apartar a la oposición".

Desde las filas socialistas, Chema Dávila ha defendido que su grupo y el del Gobierno "han presentado en plazo y en forma una serie de acuerdos transaccionales a las enmiendas a la ordenanza de movilidad", ante lo que "el Partido Popular y Ciudadanos han pedido más tiempo para poder leerlas". De ahí que el portavoz del PSOE en la comisión vea "razonable" un aplazamiento "decidido con total normalidad". Ante la polémica suscitada, con cruce de declaraciones incluido, Dávila ha insistido en que "lo que ha pasado hoy es lo más normal y lo que hacemos habitualmente, que son acuerdos; transaccionamos las diferentes enmiendas, nos ponemos en contacto unos con otros, hacemos un trabajo político y lo presentamos en tiempo y forma".

Por parte del Ejecutivo local, el 'fuego' ha sido apagado por Inés Sabanés, que ha afirmado que, "aun cumpliendo todos los plazos y reglamentos", el Gobierno ha considerado que "todas las enmiendas eran complejas". "Todo estaba en orden y se podía pasar a debate, pero también me parece razonable que se diese tiempo a todos los grupos y a la Secretaría General para trabajar mejor", ha resumido la delegada de Medio Ambiente y Movilidad.

El concejal del PSOE Ignacio Benito, en su condición de presidente de la Comisión de Medio Ambiente y Movilidad, ha explicado la situación y ha querido atajar cualquier posible polémica: "Siguiendo los procedimientos y el reglamento, se ha consultado a todos los grupos la posibilidad de proponer plazos mayores, de tal manera que el texto resultante cuente con un tiempo suficiente para que exista una seguridad jurídica que transmita lo que se decida en la comisión y se pueda plasmar en el documento que debería ser aprobado por los concejales y concejalas en el Pleno".

Y así, en medio de la polémica, si hay una palabra que han pronunciado todos los grupos este jueves a cuenta de la Ordenanza de Movilidad Sostenible, es rigor. Rigor han exigido todos para un texto "tan importante como es una ordenanza de este tipo, llamada a durar mucho tiempo". En eso también han coincidido...

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es