23 de octubre de 2019, 20:59:20
Salud


Cáncer de cabeza y cuello: diagnóstico precoz contra el tabú

Por MDO

Expertos y afectados por cáncer de cabeza y cuello suman fuerzas para romper el tabú en torno al cáncer escamoso de cabeza y cuello (CECC). La Fundación Merck Salud apoya un año más la campaña Make Sense, que tiene como objetivo divulgar y concienciar sobre la importancia de la prevención y el diagnóstico precoz de esta enfermedad.


La Fundación Merck Salud promueve por cuarto año consecutivo en España la campaña Make Sense, una iniciativa liderada por la Sociedad Europea de Cáncer de Cabeza y Cuello. A pesar de su creciente prevalencia y de que es el responsable de unas 375.000 muertes al año en todo el planeta, es una enfermedad "poco conocida socialmente", según la organización. Sin ir más lejos, en nuestro país se diagnostican más de 11.000 casos al año, aunque la inmensa mayoría se cura.

"Nos hemos involucrado en esta campaña un año más porque es una forma de apoyar la formación y concienciación tanto de los profesionales sanitarios como de los ciudadanos, los pacientes y los grupos de apoyo a los pacientes con tumores de cabeza y cuello", afirma la presidenta ejecutiva de la Fundación Merck Salud, Carmen González Madrid.

Una regla salvadora

En esta labor divulgativa, la organización recuerda la importancia de la regla uno durante tres, que anima a ir al médico ante la persistencia de patologías consideradas habituales en la cabeza y el cuello durante más de 21 días. Lengua dolorida, úlceras, dolores de garganta, bultos, ronquera persistente o dificultad para tragar pueden ser indicadores de que algo no va bien.

"Si la sociedad conoce este tipo de cáncer y sus secuelas, tanto las que se ven como las menos evidentes, se conseguirá ayudar a los pacientes y familiares en su día a día y también aumentará la prevención de esta enfermedad”, detalla María Jesús Romero, presidenta de la Asociación Española de Pacientes de Cáncer de Cabeza y Cuello (APC). El tratamiento de esta enfermedad es multidisciplinar y depende de lo extendida que esté la lesión y de las posibilidades de preservar la función del órgano afectado. La APC ha cumplido un año de vida acompañando a decenas de personas en su recuperación.

El doctor Pedro Pérez-Segura, jefe de Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, recuerda que el perfil de paciente está cambiando. Si bien durante años se ha relacionado esta enfermedad a "hábitos de vida tóxicos" como el alcoholismo o el tabaquismo, el virus del papiloma humano (VPH) se ha revelado como otra de las causas de la aparición de este cáncer.

“Empecé a sentirme mal un mes de abril y a partir de entonces tuve lo que parecían unas anginas recalcitrantes”, recuerda Paz Hurlé, que recibió el diagnóstico ocho meses después de los primeros síntomas, una vez que fue derivada al especialista. “Considero muy importante que el equipo médico sea comunicativo, que te explique bien en qué consiste el tratamiento y que no te pille por sorpresa. A mí me informaron generosamente en todas las consultas, nunca me metieron prisa aunque hubiera muchas personas en la sala de espera”, añade.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es