19 de junio de 2019, 14:02:05
Opinión


Sin sorpresas

Por Ángel del Río


Hace un par de años hubiera sido una sorpresa mayúscula apostar porque Manuela Carmena volvería a ser candidata a la alcaldía, sobre todo porque ella misma dijo que no lo haría, que no estaba dispuesta a prolongar su estancia en el Ayuntamiento, más allá de 2019, incluso que podría dejar el sillón de la alcaldía antes de agotar el mandato. Sin embargo, ahora, hubiera sido una sorpresa mayúscula, que anunciara que no se va a presentar, porque en los últimos tiempos había indicios suficientes para creer que volverá a intentarlo en los próximos comicios.

Mucho han cambiado la cosas en un par de años, en los que Carmena ha pasado del agobio inicial, al gustillo que se coge a regir los destinos de esta villa y corte, que es la capital de España. Ella ha aprendido a convivir con sus propias contradicciones en varios asuntos, con sus ocurrencias y desatinos puntuales, incluso con algunos de sus compañeros de la casa común del gobierno municipal, que por mucho que han errado, no han conseguido hundirle la moral.

Ella muestra ánimo decidido de volver a presentarse para un segundo mandato como alcaldesa de Madrid, pero con dos premisas: una, sin afiliarse a ningún partido; dos, decidiendo sobre las personas que integrarán su candidatura, con la intención de no sufrir los sobresaltos que ha soportado durante este mandato, por las acciones de algunos de sus concejales, que le han hecho más daño que la misma oposición. Manuela Carmena opta por no acomodarse en la apacible senectud de su hogar de jubilada, y seguir activa, empuñando la vara de alcaldesa, otra cosa es que los de su misma sangre ideológica se lo pongan fácil, porque si las ambiciones son infinitas, las trampas en política resultan insondables.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es