9 de diciembre de 2019, 7:13:06
Municipios

VUELTA AL COLE


Las familias del Miguel de Cervantes se encierran en su todavía inacabado colegio

Por Laura Crespo

Por cuarto año consecutivo, los alumnos del Miguel de Cervantes, en el barrio de Los Molinos de Getafe, empiezan el curso entre obras. Las familias han protagonizado este viernes, coincidiendo con el inicio de las clases, una protesta ataviados con cascos y chalecos de obra. A partir de las 17:30, comenzarán un encierro de 24 horas.


Los alumnos del CEIP Miguel de Cervantes de Getafe empiezan este viernes el curso en un cole a medio terminar. Y ya van cuatro. Los primeros alumnos de este centro deberían haber estrenado sus aulas de Infantil en 2015. Pero desde entonces han sufrido diversos retrasos y modificaciones del proyecto de su colegio, ese tan necesario para las familias de Los Molinos, uno de los barrios más jóvenes de Getafe con más de 600 nacimientos desde 2014 según las cifras que manejan los vecinos. En este 2018, los niños todavía tendrán que convivir con las obras, por lo que el AMPA convocó para este viernes una protesta y un encierro de 24 horas coincidiendo con el inicio del curso para denunciar el "reiterado incumplimiento" de los plazos por parte de la Consejería de Educación.

Así lo han asegurado a este digital desde el AMPA del colegio, cuyos padres y madres dicen sentir que sus hijos son tratados como "alumnos de segunda". Por eso, han protagonizado una sentada con los alumnos en la parte exterior de la valla del colegio, ataviados con chalecos y cascos de obra. Esta tarde, a las 17:30, empezarán un encierro de 24 horas.

Para este 2018-19, estaba previsto que los alumnos del Miguel de Cervantes ya contaran con un edificio completo de 12 aulas de infantil, más cuatro de primaria y otras cuatro aulas específicas. Además, a partir de enero deberían estrenar también gimmasio, comedor y pistas exteriores. Este calendario es el resultado de una reunificación de la segunda y la tercera fase del proyecto inicial, que ha pasado por sucesivos retrasos e interrupciones y ha obligado a desplazar a niños de tres años a otro centro, instalar el comedor en despachos e impartir algunas materias en los pasillos.

Finalmente, el colegio empieza el curso con 6 aulas de infantil, a mitad de las que estaban previstas, que se completarán con dos despachos reconvertidos en aulas para alcanzar las ocho que se necesitan para acoger a los alumnos matriculados. Se evitará así desplazar a los alumnos a otros centros, cuentan los padres, pero el colegio seguirá sin contar con los espacios que, por ley, deben ofrecer los colegios de nueva creación. Fuentes del AMPA critican que, por cuarto año, los alumnos vayan a pasar el curso "rodeados de obras" y que no "sepan todavía lo que es un gimnasio o un comedor". Además, resaltan que "en el mejor de los casos", las obras finalizarán en el curso 2020-21, por lo que muchos niños pasarán casi toda su etapa escolar sin poder disfrutar de un colegio completo.

"La Consejería de Educación mantiene una política de construcción por fases ineficaz e ilegal, denunciada por éste AMPA, por incumplir el Real Decreto 132/2010 del Ministerio de Educación, y que perjudica a la Escuela Pública por el reiterado incumplimiento de plazos de finalización y abandono de obras", añaden.

Las clases podrán empezar "con normalidad"

Precisamente Getafe fue el escenario este miércoles de la inauguración 'política' del curso escolar por parte del consejero de Educación, Rafael Van Grieken, que acudió al colegio María Blanchard junto a la alcaldesa del municipio. Allí, otro de los centros que no han podido finalizar sus instalaciones a tiempo, el consejero lamentó que algunos colegios no estén finalizados del todo", pero aseguró que las clases comenzarán con "normalidad y tranquilidad" porque las obras pendientes "no afectan a la escolarización".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es