14 de diciembre de 2019, 19:09:14
Distritos


Reunión a cuatro por las grietas en la Academia de Bellas Artes

Por MDO/E.P.

Comunidad de Madrid, Ayuntamiento y Centro Canalejas están preparando una respuesta "coordinada" entre todas las partes para atajar el riesgo que corren algunas piezas de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando como consecuencia de las obras que se están acometiendo a las puertas de la galería.


La directora general de Patrimonio de la Comunidad de Madrid, Paloma Sobrini, el subdirector de Obras e Infraestructuras del Ayuntamiento de la capital, Jorge Presa, y el consejero delegado del Centro Canalejas, José Antonio Fernández Gallar, han visitado este martes la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando para buscar una solución coordinada ante el riesgo que suponen las obras que se están acometiendo a las puertas del edificio para las pinturas y esculturas que alberga. Por parte de la institución, han acompañado a la comitiva de técnicos el director de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, Fernando de Terán, y el director del Museo, José María Luzón.

Sobrini ha destacado la "absoluta cordinación" entre las partes implicadas, que han acordado fomentar "medidas extraordinarias para minimizar las posibles afecciones que la normal ejecución de las distintas obras, que en la actualidad se realizan en el entorno de Sevilla-Alcalá, pudieran producir en las obras artísticas pertenecientes a la Real Academia de Bellas Artes
de San Fernando".

Así lo han asegurado en un comunciado conjunto, en el que han puesto de relieve su "alto grado de disposición y colaboración en la búsqueda de soluciones que faciliten la actividad de los ciudadanos y turistas en un punto clave del centro de la capital".

La alarma por el impacto de las obras del proyecto Canalejas saltó este fin de semana cuando se detectaron daños en una de las esculturas instaladas en la entrada del edificio, el Hércules Farnese (1651/52). La figura de yeso presentaba una grieta a la altura del tobillo, por lo que una de las restauradoras del museo ha colocado testigos en la pieza para monitorizarla.



Para evitar el deterioro de otras obras, el Museo ha procedido a retirar una decena de cuadros de Goya, Arcimboldo, Rubens, Van Dyck, sobre todo los que están pintados sobre tabla, que podrían verse más afectados por las vibraciones que se producen en el edificio. En concreto, ha cerrado las salas 19, 20 y 21.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es