2 de diciembre de 2020, 17:44:44
Política

DEMANDA DE CABIFY


Podemos rechaza la "mordaza" (y la conciliación)

Por Javier García Martín

Los dirigentes de Podemos denunciados por Cabify se han reafirmado este viernes en sus palabras al asegurar que esta es una "empresa transnacional con sede en un paraíso fiscal" minutos antes de entrar a un infructuoso acto de conciliación en los juzgados de Plaza de Castilla.


Cada uno en un taxi. Así han llegado este mediodía a los juzgados de Plaza de Castilla los dirigentes de Podemos Irene Montero, Rafa Mayoral, Óscar Guardingo y Pablo Echenique, además de su adalid Juan Carlos Monedero, al acto de conciliación fijado por la Justicia tras la demanda interpuesta por Cabify por atentado contra su honor.

La multinacional anunció hace una semana esta iniciativa contra ellos al acusarles de "poner en duda" su legalidad y lanzar "mensajes falsos" a través de las redes sociales. El primer paso de este procedimiento era el acto de conciliación celebrado este viernes con representantes de la compañía y al que los dirigentes han acudido sin intención de rectificar ni una coma de lo dicho.


El "paraíso fiscal"

"Nos traen a este acto de conciliación porque quieren que nos retractemos por dar a conocer una información pública, que esta es una empresa multinacional con sede en paraíso fiscal", ha explicado Montero ante la prensa. "Como cargos públicos, lo que tenemos que hacer es estar donde se defienden los intereses de los españoles, al taxi, los servicios públicos fuertes y denunciando las prácticas de elusión fiscal de las empresas que no tributan en España", ha agregado la portavoz en el Congreso de los Diputados. "No hay empresa transnacional con sede en paraíso fiscal que sea capaz de ponernos una mordaza", ha proclamado Mayoral.

Los dirigentes han estado respaldados por una lluvia de aplausos y algún grito de "sí, se puede" del centenar de taxistas convocados por varias asociaciones del sector (Elite, TNT, FPC y APC Caracol), que se han concentrado "independientemente de la opción política de cada uno" para respaldarles por "atreverse a defenderles" con "la verdad como bandera".

Una vez abortada la vía de la conciliación, a partir de ahora la compañía tiene un año para decidir si continúa con su demanda, han informado fuentes moradas. En un comunicado remitido tras el encuentro, Cabify ha confirmado que dará continuidad a las "acciones judiciales" por la comisión de "una infracción contra su derecho al honor, su modelo de negocio, sus empleados y sus partners".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es