11 de agosto de 2020, 21:26:17
Opinión


A Madrid, lo que es de Madrid

Por Ángel del Río


Cuando el Partido Popular gobernaba en España; es decir, hace cuatro días, el gobierno de la Comunidad de Madrid, del mismo partido, era exigente con el ejecutivo de Mariano Rajoy, a la hora de reivindicar inversiones para nuestra región; a la hora de exigir un reparto equitativo en la distribución de los fondos destinados a las comunidades autónomas en los Presupuestos Generales del Estado. Y siempre la misma cantinela: Madrid era discriminada en ese reparto con respecto, por ejemplo, a Cataluña. Madrid recibía menos de lo que daba, y Cataluña más de lo que aportaba, por lo que se podía cambiar el soniquete catalán de “España nos roba”.

Pese a ser del mismo partido, el gobierno de la Comunidad de Madrid ha tenido siempre muy difíciles las negociaciones con el gobierno central, y en este sentido, la oposición, sobre todo el PSOE, le ha animado a que ser mostrara más reivindicativo y exigente con el ejecutivo de Mariano Rajoy, para que fueran atendidas las necesidades de Madrid.

Pero las cosas cambian en un abrir y cerrar de ojos; en un revés en forma de moción de censura; en un cambio de inquilino en la Moncla y en un cambio de gobierno en España, y ahora son los del PP los que piden a los socialistas que exijan al gobierno de Sánchez, que se cumplan los compromisos, las inversiones contraídas para Madrid por el anterior gobierno de Mariano Rajoy, como, por ejemplo, los 5.500 millones de euros comprometidos para inversiones en nuestra Comunidad, y de ellos, los destinados a la mejora del Plan de Cercanías de Renfe, auténtico quebradero de cabeza para miles de usuarios que sufren cada días las incidencias que se producen en este servicio. La consejera de Transportes e Infraestructuras, Rosalía Gonzalo, le pide al gobierno de Pedro Sánchez, que no deje el Plan de Cercanías en el vagón de cola, y espero que a esa petición se sumen también los socialistas de la Asamblea de Madrid, que tanto lo reclamaron cuando todavía los suyos no estaban instalados en la Moncloa. Esperemos que loas agravios comparativos, el respeto a los compromisos adquiridos con el gobierno de la Comunidad de Madrid, no varíen, cambien o se dilaten en función de quien gobierne en la Moncloa.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es