20 de septiembre de 2019, 12:06:34
Política


Màxim Huerta dimite tras seis días como ministro por la polémica con Hacienda

Por MDO

Màxim Huerta ha presentado su dimisión al frente del Ministerio de Cultura y Deporte. El periodista se ha reunido con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, después de que se conociera que el año pasado tuvo que pagar una multa a Hacienda por tributar a través de una sociedad. De este modo, se ha convertido en el ministro más efímero de la democracia.


Uno de los fichajes estrella del Gobierno de Pedro Sánchez lo deja. Ni una semana ha durado en el cargo Màxim Huerta, ministro efímero de Cultura y Deporte. El periodista ha acudido a Moncloa para presentar su dimisión ante el presidente, que ha confirmado ante la prensa en una comparecencia sin preguntas celebrada minutos antes de las 19 horas en la sede de su Ministerio.

"Lo que buscan es minar el proyecto de regeneración y transparencia del presidente Sánchez y no voy a permitirlo", ha defendido visiblemente emocionado. "Me voy para que el ruido de esa jauría no rompa este proyecto, el de Pedro Sánchez, que la cultura y el país necesitan", ha argumentado en referencia a las acusaciones recibidas de haber cometido fraude fiscal. "Me voy porque amo la Cultura más que nada", ha abundado sin mencionar la palabra dimisión.

Su sustituto será el gestor cultural José Guirao, que tomará posesión de su cargo este jueves por la mañana.

Niega que sea una condena por fraude

Durante el día, Sánchez ha sufrido horas de enorme presión, con peticiones de cese procedentes desde todos los flancos políticos. La primera gran crisis del Gobierno socialista ha estallado esta mañana, cuando El Confidencial ha revelado la existencia de dos condenas del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) contra Huerta emitidas en mayo de 2017 por una presentación incorrecta de la autoliquidación del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) correspondiente a los tres ejercicios 2006, 2007 y 2008.

En concreto, el periodista tributó por el impuesto de sociedades y no por el IRPF, como debería haber hecho, eludiendo así "los tipos impositivos progresivos y más elevados de IRPF" y "engrosando además indebidamente el capítulo de gastos".

Así, el también escritor fue condenado el pasado año por defraudar 218.332 euros con una sociedad que constituyó en el año 2006 cuando trabajaba como presentador de televisión y fue condenado a pagar 243.000 euros incluyendo recargos e intereses.

"No era ilegal entonces"

Ante la prensa, Huerta ha defendido la argumentación básica repetida durante todo el día y que parecía haber convencido en un principio a Sánchez: que es "inocente" porque él hizo lo correcto y que todo se debe a que Hacienda cambiara de criterio. "No es una condena por fraude, es una multa por una demanda que perdí contra Hacienda", ha manifestado. "Era lo común en la profesión y no era ilegal entonces. Hasta que Hacienda decidió revisar esos casos. Entonces se llegó a decir que era una 'caza de brujas' contra los críticos de aquel Gobierno", ha valorado.

Así, el periodista ha afirmado que "por encima de lo personal está todo lo demás" y que el país necesita "transparencia hasta cuando no hay nada turbio". "Esa es la diferencia que quiero marcar", ha apostillado.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es