15 de noviembre de 2019, 22:36:33
Transportes

AMIANTO EN METRO


Viondi (PSOE): "Rollán es responsable: ocultó información o se la ocultaron a él"

Por Javier López Macías

Este viernes se celebra la segunda sesión de la comisión de investigación sobre el amianto existente en Metro, que intenta buscar responsabilidades políticas a un problema del que hay constancia documental desde que un informe de Metro -desvelado por Madridiario- así lo constatara. En la misma, por parte del PSOE hace las labores de portavoz Daniel Viondi, a quien este medio entrevista en la serie de charlas con los responsables políticos de todos los grupos políticos que participan en la comisión. Viondi hace incapié, para diferenciarse de Podemos, de Ciudadanos y del PP, en que los socialistas tratan de no alarmar a los usuarios del suburbano al mismo tiempo que intentan no minimizar el problema. Además, adelanta que tanto el anterior consejero de Transportes y ahora vicepresidente, Pedro Rollán, como la actual, Rosalía Gonzalo, se sentarán en el sillón de comparecientes para dar explicaciones a los miles de trabajadores de la empresa pública.


¿Es Metro un lugar seguro para los trabajadores?

Es un lugar seguro para los viajeros. Para los trabajadores, hay dudas después de 15 años de negligencias. El tiempo y los casos de asbestosis que hemos ido conociendo nos han dejado claro que durante mucho tiempo no lo ha sido. La dirección de Metro ha reaccionado cuando el problema ha llegado a la opinión pública.

El Plan de Desamiantado de Metro fecha la eliminación del mismo en el suburbano en 2025, ¿cree que se hará efectivo?

Por una parte, el Plan me produce confianza porque lo han firmado la mayoría de sindicatos. Por otra, me genera desconfianza porque quienes lo han elaborado son los mismos que meses atrás o no conocían que había amianto o lo ocultaban, que es lo que trataremos de dirimir en la comisión de investigación.

¿Qué legitimidad tiene la dirección para desamiantar Metro si, como dices, ocultó su presencia o no se enteró de la misma?

La dirección de Metro, que no solo es el consejero delegado, Borja Carabante, sino toda una estructura vinculada al Gobierno regional, ha sido responsable directo antes y durante del problema. Por lo tanto, a mí no me da ninguna confianza.

Entonces, ¿debería dimitir Carabante?

Carabante es uno más de los responsables, pero no el único. No queremos ponerle como cabeza de turco y que, con ello, se zanjen 15 años de negligencias. Esto arranca en 2003 y, desde entonces, ha habido distintas direcciones y bastantes responsables políticos.

¿Entre esos responsables políticos están Pedro Rollán, actual vicepresidente, y Rosalía Gonzalo, actual consejera de Transportes?

Pedro Rollán accede al puesto en 2015 y las primeras informaciones sobre las enfermedades profesionales detectadas suceden cuando aún es consejero. En este caso, o le ocultaron información o la ocultó él, por lo que tiene responsabilidades políticas.

En cuanto a Rosalía Gonzalo, le doy el beneficio de la duda. Se ha encontrado este problema encima de la mesa, aunque es verdad que cuando los medios publican las primeras informaciones ella llevaba unos meses en el cargo.

Eso sí, hay una pieza que une a ambos y que, casualmente, ha sido cesado en la última remodelación del Gobierno: Jesús Valverde. Afamado gurú del transporte dentro del Partido Popular, ha tenido grandes responsabilidades en Metro y es una de las personas que ansiamos que venga a la comisión porque era el núcleo del ocultamiento.

¿Se lanzarían a pedir la reprobación de Rollán?

Nos faltan sesiones de la comisión. Nosotros somos un partido de Gobierno y, como abalanzarse a pedir dimisiones sin investigación nos parecía apresurado, no vamos a lanzarnos a reprobar a Rollán hasta que no alcancemos unas conclusiones.

Eso sí, el vicepresidente acudirá a la comisión como también lo hará Gonzalo. Los miles de trabajadores de Metro se merecen explicaciones consistentes.

Ciudadanos ha sostenido en alguna ocasión que en el año 1992, año en el que gobernaba el PSOE, ya se conocía que había amianto en el suburbano. ¿Se sienten responsables de algo?

Ciudadanos anda desconcertado a nivel nacional y a nivel regional. Todavía tienen que justificar por qué han permitido que un partido que está investigado por muchos casos de corrupción está al frente del Gobierno e intenta mezclar una cosa con la otra.

En la primera sesión de la comisión, el director de mantenimiento dijo que ya se sabía que había amianto en el 92, pero Juan Rubio –diputado de Cs- falta a la verdad e intenta mezclar churros con merinas para intentar encontrar un espacio político que acaban de perder por sostener al PP.

En ese año el amianto no estaba prohibido por la Unión Europea y, en el 1995, cuando comenzó a gobernar el Partido Popular tampoco había ninguna legislación ni en España ni en la UE.

Entrevista a Daniel Viondi, portavoz del PSOE en la comisión del amianto. (Foto: Silvia Aguilar)

La dirección de Metro ha remarcado, quizás con la intención de restarle importancia, que la presencia de amianto no es cancerígena, solo su manipulación. ¿Qué importancia tiene este asunto para el PSOE?

La presencia de amianto en Metro nos parece un tema de especial gravedad por la negligencia que ha habido al haber legislación para retirarlo y no haberlo hecho.

Además, cuando trata de reducir la importancia del amianto se contradice con otra consejería de su propio Gobierno, la de Educación, que sí ha reconocido el problema que supone la existencia de este material en centros escolares.

Yo no iría al camino que pretende el PP de tratar de minimizar la presencia de amianto ni al que recorren Podemos y Ciudadanos a veces tratando de alarmar a los usuarios.

¿Cuántos trenes hay parados por la presencia de amianto?

Los trenes que están parados lo están porque no se puede trabajar con ellos. El problema es que hasta este mismo año no se ha señalizado dónde había amianto, por lo que se han retirado algunos vagones de forma preventiva.

¿Cree que las reticencias de la dirección de Metro de extender los exámenes médicos a todos los trabajadores se deben a una preocupación especial porque haya más afectados?

Sí, hay miedo dentro de la dirección por si aparecen más casos de enfermedad profesional. Deben hacerse todos los controles necesarios porque, además, y aunque es difícil cuantificarlo, nos tememos que también haya extrabajadores afectados.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es