9 de diciembre de 2019, 0:25:47
Cultura y ocio


San Isidro: la polémica está servida con el rabo que cortó Diego Ventura

Por Emilio Martínez

Ese público festivalero que asiste a las corridas de rejoneo, incluido el de Las Ventas, en connivencia con un presidente dadivoso toda la Feria, Gonzalo de Villa, lograron ayer que en la Monumental se hiciera historia con el rabo que cortó -además de las dos orejas, claro- Diego Ventura a su segundo enemigo. Un trofeo que hacía 46 años que no se daba en el coso. El rejoneador -que alcanza ya 16 Puertas Grandes de Madrid- completó una gran tarde con un total de cinco orejas y rabo y salió a hombros junto a Andy Cartagena, que obtuvo dos y suma su 10ª salida a hombros. Se lidiaron toros reglamentariamente despuntados de Los Espartales.


También fue muy polémica la concesión del rabo al ya fallecido matador a pie Sebastián Palomo Linares, el 22 de mayo de 1972 tras una faena que la mayoría de la crítica no consideró merecedora de tal trofeo.El escándalo fue tal que, a pesar de la dictadura franquista que se vivía entonces, el comisario José Antonio Pangüas, que ocupaba el palco, fue cesado al día siguiente. Aunque ahora también hay cierta polémica con este trofeo -que es el primero que obtiene un rejoneador-, es mucho menor porque la Fiesta de los toros ya no es tan mediática ni ocupa ni preocupa tanto.

De momento dos críticos de la línea exigente, un veterano y un joven, ambos con magnífica literatura, aun coincidiendo en la extraordinaria actuación de Diego Ventura, coinciden en que no era merecedora del rabo. Por orden de antigüedad, Carlos Ilián, escribe en Marca que "no sabemos si se repetirá la historia y se procede a la destitución" -del presidente Gonzalo de Villa- "pero lo cierto es que la ligereza de conceder el máximo trofeo en Madrid se parece mucho a una política de abaratar esta plaza, la primera del mundo, en busca de eso que los taurinos entienden como una fiesta divertida y atractiva para las masas".

Por su parte, Darío Juárez, de porelpitonderecho.com opina que "otro de los protagonistas de la tarde fue Gonzalo de Villa Parro. Bueno, de la tarde y de la feria, como el resto de sus compañeros de palco, después de conceder tres puertas grandes discrepantes de rigor, una vuelta al ruedo inentendible a Asturdero de Saltillo y el rabo de hoy a Ventura, después de que arrancara el tiro de mulillas y, por supuesto, cediendo y cayendo en manos de tendidos triunfalistas que todavía no saben en qué plaza están" Y añade que el "presidente que debe ser cesado de inmediato".

De su lado, no se muestra disconforme con la concesión del rabo otro de los mejores y más exigentes críticos como es Antonio Lorca, de El País, que en la parte final de su crónica si deja claro que "el rejoneo actual carece del más mínimo sentido de la exigencia ni en el toro ni en la ejecución de las suertes". Y agrega que "los caballeros se aprovechan con descaro de la situación y lidian toros adormilados y desmochados como los de Los Espartales de este festejo, que, más que oponentes serios, parecían ositos de peluche. No hay enemigo en el rejoneo actual. El caballo y su doman ha sustituido al toro. Tampoco hay rigor en la hora de clavar rejoncillos, banderillas y rejón de muerte, y lo único importante en que queden prendidos en lo negro".

FICHA DE LA CORRIDA

Toros de LOS ESPARTALES, bien presentados y que dieron juego. ANDY CARTAGENA: oreja; ovación; oreja. DIEGO VENTURA: dos orejas; dos orejas y rabo; oreja. Plaza de Las Ventas, 9 de junio, 33ª de Feria. Casi lleno.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es