5 de diciembre de 2019, 16:24:55
Cultura y ocio

EXPOSICIÓN


Vasarely: el arte óptico que causó furor entre los yeyés

Por MDO/E.P.

El Museo Thyssen-Bornemisza acoge, hasta el 9 de septiembre, la exposición 'Victor Vasarely. El nacimiento del Op Art', una retrospectiva del que fue "el padre del arte óptico".


Del 7 de junio al 9 septiembre, el Museo Thyssen-Bornemisza presenta una exposición monográfica sobre Victor Vasarely (Pécs, 1906 - París, 1997), uno de los principales representantes del Op Art.

Organizada con fondos del Museo Vasarely de Budapest, el Museo Victor Vasarely de Pécs y la Fundación Vasarely de Aix-en-Provence, además de destacados préstamos de colecciones privadas, la muestra pretende ofrecer una visión global de la vida y obra del pintor húngaro, quien realizó lo mejor de su producción en Francia.

En la exposición estarán representadas las principales fases creativas de su carrera para mostrar un recorrido cronológico de su evolución artística. El visitante podrá así apreciar el papel fundamental de Vasarely en el desarrollo de la abstracción geométrica de posguerra y conocer, al hilo de sus principios y reflexiones teóricas, los experimentos que realizó para integrar el arte en la sociedad.

Enorme popularidad

Esta semana, en la presentación de la muestra, el director artístico del museo, Guillermo Solana, calificó a Vasarely es una de las figuras "más destacadas" del arte abstracto geométrico. Sus experimentos con estructuras espacialmente ambiguas y sus efectos en la percepción visual irrumpieron en el panorama artístico de la década de 1960 con la etiqueta del 'Op Art' dando origen a una tendencia "efímera" pero de "extraordinaria popularidad".

"Detrás de todo eso había un impulso radical. Vasarely aspiraba a ir más allá de los medios convencionales y convertir la producción artística en una interacción con el espectador", explicó el director para añadir que, asimismo, "tenía el afán de llevar el arte a las masas mediante la explotación de sus imágenes en "todos los medios accesibles".

Por ello, según relató, no es de extrañar que en los años 60 y 70 "las reproducciones baratas de sus obras" estuvieran presentes tanto en la consultas como en las camisetas o las "mini faldas", cumpliendo con el objetivo que tenía el artista de "disminuir la distancia entre el arte y la vida".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es