9 de diciembre de 2019, 11:07:11
Municipios

SOTO DEL REAL


Imputado el director de un IES por poner cámaras ocultas en los baños

Por MDO/E.P.

El director y un trabajador del Instituto de Educación Secundaria Sierra de Guadarrama, en Soto del Real, han sido imputados por delitos contra la intimidad tras encontrarse cámaras ocultas en al menos uno de los baños masculinos del centro. Esta misma mañana se ha dado a conocer que ambos estaban detenidos desde la semana pasada.


El director del Instituto de Educación Secundaria Sierra de Guadarrama de Soto del Real y un trabajador del centro, detenidos por supuestamente colocar cámaras y grabar a los niños en los baños del colegio, se encuentran en libertad pero imputados de momento de delitos contra la intimidad.

Fueron arrestados la semana pasada, tras la denuncia de la madre de uno de los estudiantes, y pasaron al día siguiente a disposición de un Juzgado de Instrucción de Colmenar Viejo, cuyo titular les dejó en libertad. De hecho, el director ha trabajado todos estos días, incluido hoy, han indicado las mismas fuentes de la investigación.

No obstante, siguen acusados de delitos contra la intimidad, delitos que podrían modificarse y/o ampliarse cuando termine la investigación por parte de la Guardia Civil, que está investigando las imágenes encontradas en el dispositivo en las que las almacenaban. También comprobarán qué finalidad tenían esos vídeos y si fueron divulgados o transmitidos por algún medio.

Cámaras en los baños de niños

La investigación comenzó hace una semana cuando, según ha adelantado ABC, se tuvo conocimiento por la denuncia de una madre de un estudiante de que los sospechosos habrían colocado cámaras ocultas en, al menos, uno de los baños de edificio, el masculino, y desde él grabaron a los alumnos.

Los agentes, según este medio, acudieron al juez para pedir una orden de entrada y registro en el centro, y cuando acudieron encontraron varios dispositivos de grabación en el cuarto de baño de los chicos. Uno de ellos, por ejemplo, era un modelo de microcámara que estaba metido dentro del detector de incendios.

Tras conocer lo ocurrido, la Guardia Civil, que está inspeccionado las cámaras para detectar si las grabaciones tienen índole sexual y han sido difundidas, detuvo al director, que tenía acceso a las imágenes grabadas, así como al empleado que habría colocado las cámaras.

Fuentes conocedoras del caso han detallado que ahora trabajan para conocer el fin de estas grabaciones. Una de las hipótesis que se manejan es que se colocaron las cámaras como medio para detectar vandalismo o gamberrismo.

Desde la Consejería de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid han señalado que tras conocer la situación, Inspección Educativa ha abierto un expediente de información reservada para determinar si hay que aplicar medidas disciplinarias al responsable del centro. Asimismo, el departamento que dirige Rafael Van Grieken se ha puesto a disposición de la familia y de la comunidad educativa.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es