17 de octubre de 2019, 11:04:29
Política


Garrido da otro revolcón a la organización heredada de Cifuentes

Por Javier García Martín

Cuarto recambio en la semana. El presidente Ángel Garrido ha reunido a sus consejeros de forma extraordinaria este jueves para nombrar 16 altos cargos, una maniobra que se suma a la designación el lunes de su equipo de Gobierno, de otros tantos viceconsejeros y directores generales el martes y a la decisión comunicada hoy de apartar a la hermana de Ignacio González de la cúpula de la Asamblea.


Reunión extraordinaria de los nuevos consejeros de Ángel Garrido. En un receso en el Pleno de la Asamblea de Madrid de este jueves, el presidente ha aprobado el nombramiento de 16 altos cargos, una decisión que prolonga la revisión de la segunda fila del poder autonómico heredada de Cristina Cifuentes.

La remodelación, que llega horas después de apartar de sus funciones a la hermana de Ignacio González, alcanza a seis de las nueve Consejerías. Ante la prensa, el vicepresidente Pedro Rollán ha resaltado dos apuestas en este nuevo organigrama que buscan dar cumplimiento al programa electoral del PP, única brújula del nuevo Gobierno: la creación de una Dirección General de Infraestructuras Judiciales (que ocupará Carmen Martín García-Matos) y otra de Infraestructuras Sanitarias (para Alejo Joaquín Mirnada de Larra).

Gota paritaria en una red masculina

Algunos de los nombramientos ya eran públicos -como la promoción de Blanca Pinedo a viceconsejera de Presidencia-, otros simplemente son ratificaciones y otros, los más esperados, sonaban desde hacía días en los corrillos. Nuria Santos de la Calle se convierte desde hoy en la nueva jefa de gabinete de Presidencia, mientras que María Pelayo Muñoz cambiará la agenda del concejal del PP en el Ayuntamiento José Luis Martínez-Almeida por las relacciones con los medios desde la Real Casa de Correos de Sol. Ambas suceden a la todopoderosa mano derecha de Cifuentes, Marisa González, que ha dejado tres décadas de política por la comunicación de la Federación de Fútbol.

Gota paritaria en un mar masculino

Los nombramientos efectuados por Garrido son paritarios. Ante la prensa, el portavoz Rollán ha admitido que "desde un punto de vista estadístico, las mujeres tienen una desproporción negativa en la alta responsabilidad" en Madrid y ha celebrado que, con este movimiento, adquieran un papel "relevante" sin tener que asumir ninguna "cuota", mecanismo al que se opone el PP.

Sin embargo, lo cierto es que, pese a este bálsamo, la estructura de la jerarquía política madrileña sigue siendo eminentemente masculina en cotas por encima de lo que pide la ley de igualdad, como ha avanzado este jueves Madridiario.

Si hasta esta mañana las mujeres detentaban el 27 por ciento del poder en la retaguardia, a partir de estos nuevos nombramientos lo harán en un 30 por ciento. La legislación estatal reclama desde hace diez años a los poderes públicos que se comprometan a que la diferencia entre la representación de uno y otro sexo sea, como máximo, de 20 puntos. O, dicho de otro modo, que uno no esté por debajo del 40 por ciento y el otro, por encima del 60.

Tras este nuevo cambio en la retaguardia, Rollán ha descartado que se vayan a producir más "ajustes" de calado en el corto plazo en el proceso de "conformación del nuevo equipo de Gobierno". Este viernes, los nuevos viceconsejeros tomarán posesión de su cargo en el último acto institucional en los que se ha desmenuzado la dimisión de Cifuentes.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es