13 de noviembre de 2019, 12:22:01
Política


Ruiz-Huerta recibe con un "machista" a Garrido en su primer Pleno como presidente

Por Javier García Martín

Primer Pleno de Ángel Garrido como presidente tras dos meses de infarto en la política regional. La sesión de control al Gobierno ha combinado algún reproche entre los partidos con discursos que anticipan la inminente precampaña electoral.


"Lleva 20 años aplaudiendo a los sinvergüenzas de su partido que son tan machistas como usted". La portavoz de Podemos, Lorena Ruiz-Huerta, ha recibido este jueves con bronca a Ángel Garrido en su primer Pleno como presidente desde que superara su investidura. Además, la dirigente le ha recriminado que en esa jornada le recomendara que "lo mejor que podía hacer" era ser poco "fiel" a sí misma. "Yo soy una persona honesta -ha contestado-. Por eso me alegra que no me aplauda".

En la primera sesión de control a la que se enfrentaba Garrido ya como presidente con todas la de la ley, Ruiz-Huerta ha censurado la "nefasta gestión" que ha legado a su juicio a la Consejería de Justicia. En concreto, ha censurado que no se ejecute el trasvase de dinero del centro de asuntos taurinos a la implementación de equipos psicosociales durante la guardia en los Juzgados de violencia sobre la mujer, como estaba presupuestado.

Garrido, que ha acompañado su respuesta con críticas a la "absoluta incoherencia" de Pablo Iglesias por la polémica del chalé, ha defendido el nombramiento de dos mujeres como consejeras, por lo que ha señalado que es una "mala semana" para criticar las políticas de igualdad del PP.

Credibilidad "siendo creíble"

Por su parte, Ángel Gabilondo, lanzado ya a la carrera interna de las primarias del PSOE, ha vuelto a defender en su intervención como ya hiciera durante la investidura "otro modo de gobernar, no otro gobierno" que sea capaz de "transformar" la región.

"No podemos ganar credibilidad haciendo lo mismo y haciéndolo igual", ha afeado en clave política al preguntar por cómo piensa el nuevo Ejecutivo "recuperar" esa credibilidad para "las instituciones públicas".

Garrido ha replicado que su "compromiso con los madrileños" consiste en comportarse "con absoluta ejemplaridad". "Si me pregunta cómo voy a dar credibilidad a las instituciones es siendo creíble", ha asegurado.

Aguado recibe a Cs

En realidad, la sesión de control ha mostrado un ritmo más calmado de lo habitual. El propio Garrido parece gozar de cierto periodo de gracia después de que pidiera a los grupos "rebajar el tono" de las últimas semanas, agriado por el frustrado enroque de Cristina Cifuentes.

De hecho, las réplicas entre el presidente y el líder de Ciudadanos (Cs), Ignacio Aguado, que votó a su favor el viernes, han sido amables y el plante en su toma de posesión tampoco ha dejado herida alguna.

Aguado, que ha preguntado por la aplicación de la ley de gratuidad de libros de texto que promovió su partido, ha acusado de "dejadez" a Gobierno, algo en lo que Garrido ha visto poco más que "prisas electorales".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es