18 de agosto de 2019, 4:53:15
Política


Iglesias y Montero convocan una consulta para que las bases decidan si deben dimitir por el chalé

Por MDO

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, e Irene Montero, portavoz en el Congreso de los Diputados de la formación morada, han decidido dejar en manos de las bases del partido la decisión de si deben dimitir o no tras conocerse la compra de un chalé en Galapagar.


El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y la portavoz en el Congreso de la formación morada, Irene Montero, han decidido preguntar a las bases del partido si creen que deben seguir en sus cargos o si por el contrario deben dimitir, después de conocerse que la adquisición de un chalé en Galapagar mediante una hipoteca de 540.00 euros.

Ambos políticos han defendido en una rueda de prensa la "coherencia" del ideario de Podemos con la adquisición de la casa, pero ante el debate público generado han apostado por trasladar la decisión a la militancia.

"¿Consideras que Pablo Iglesias e Irene Montero deben seguir al frente de la Secretaría General y de la Portavocía parlamentaria de Podemos?", será la pregunta que lanzarán a las bases del partido en una encuesta cuyos detalles se darán a conocer el lunes.

Esto ocurre después de que en los últimos días la polémica "se haya convertido en tema de debate", ha expresado Montero, quien ha añadido que "todo el mundo ha podido conocer los detalles de la hipoteca, se sabe la localización exacta de la casa y se han publicado decenas de fotografías de la vivienda y de sus habitaciones".

Por todo esto Montero, entiende que han "perdido el derecho a la intimidad": "Nos han perseguido hasta la puerta de un hospital para robarnos fotos tras salir de una ecografía", ha afirmado.

"Cuando decidimos meternos en política a defender las propuestas políticas en las que creemos ya sabíamos a lo que nos enfrentábamos", ha confesado la portavoz en el Congreso de la formación morada, para quien se han atravesado "todos los límites".

Montero ha defendido que están "actuando de forma honesta con el código ético de Podemos" y "si alguien no lo cree, no nos corresponde juzgarlo a nosotras, sino a la gente del partido, los inscritos e inscritas", ha añadido.

Por su parte, Iglesias ha insistido en que que "cuando se cuestiona la credibilidad de uno, no puede esconderse, hay que dar la cara". "Todas las responsabilidades en Podemos dependen de la gente del partido, le corresponde a ellos decidir si seguimos siendo dignos de seguir en las responsabilidades en las que estamos o si nos hacen dimitir y nos ordenan dimitir".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es