24 de octubre de 2021, 21:22:41
Salud


Un innovador tratamiento reduce la alopecia en pacientes con cáncer

Por MDO

Llega a España una exitosa técnica para evitar la alopecia que genera el tratamiento de los pacientes con cáncer.


El efecto secundario más visible y en gran medida traumático al que se enfrentan los pacientes con cáncer es la alopecia. El tratamiento de la enfermedad no afecta solo a las células cancerosas, también a las que conforman el folículo piloso del cuero cabelludo. Hay pacientes que llegan a comparar la pérdida del pelo con la pérdida de una mama y algunos estudios revelan que entre el 8 y el 10 por ciento de los pacientes se plantea no recibir quimioterapia por el miedo a perder el pelo.

En este sentido, psico-oncólogos coinciden en que evitar este efecto secundario, ayuda a los pacientes a afrontar mejor la enfermedad, renunciando al estigma de “enfermo” y centrándose en su lucha contra el cáncer sin que su aspecto físico afecte a su autoestima, su vida laboral, familiar e incluso sexual.

Con esta premisa, la empresa Oncobel ha importado por primera vez a España un tratamiento específico para evitar la pérdida del cabello en procesos de quimioterapia que cuenta con exitosas experiencias previas en países como Reino Unido, EEUU, Japón, Australia, Canadá y gran parte de Latinoamérica. Se trata del sistema Scalp Cooling o enfriamiento del cuero cabelludo, una técnica que evita en un porcentaje muy elevado la caída del pelo durante los tratamientos de quimioterapia.

Consiste en un enfriamiento continuo del cuero cabelludo mientras se recibe la sesión de quimioterapia, que no interfiere en los fármacos que siguen circulando en la sangre del paciente. Se aplica mediante un gorro de silicona con un circuito integrado por el que circula un líquido refrigerante. De esta manera, el cuero cabelludo alcanza la temperatura de unos 19º a 21ºC. a nivel de la piel, provocando que los quimioterápicos reduzcan su acción tóxica.

Eficacia

Los resultados de los últimos ensayos clínicos señalan que su efectividad puede variar desde un 43 por ciento (en los casos tratados con fármacos más agresivos como Antraciclinas) al 87 por ciento (en los menos agresivos), llegando en algunos casos hasta el 93 por ciento de los pacientes tratados.

Aunque todavía no está financiaro por la Seguridad Social, su coste no es mayor que el de una peluca de alta calidad y cualquier paciente puede solicitarlo en centros públicos y privados. De hecho, en algunos hospitales como el de Ourense, se ha ofrecido de manera gratuita durante un año – financiado por distintas fundaciones- y los pacientes han respondido muy favorablemente.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.madridiario.es