17 de septiembre de 2019, 23:38:30
Política

ENTREVISTA


Tania Sánchez: "Yo no tengo miedo, no he robado cremas"

Por Javier García Martín

Tania Sánchez (Madrid, 1979) está de vuelta. La una vez gran promesa de la izquierda madrileña regresa a la política regional que la expulsó con estrépito hace cuatro años. Candidata frustrada de IUCM a presidenta en 2015, la exconcejala ripense abandonó esas mortecinas siglas antes de su desfederación para fundar luego una plataforma que acabó, contra lo dicho, integrándose en Podemos. Hoy, Sánchez, ahora diputada por Madrid, está dispuesta a cambiar la Carrera de San Jerónimo por Vallecas bajo el paraguas morado de Íñigo Errejón. La 'número dos' presume de conocimiento del terreno y sabe que la confluencia es impepinable. Con todos. Con todos, menos con sus excompañeros. A un año de las elecciones, se compromete a hacer lo que sea para evitar que el PP gobierne, anima a Manuela Carmena a dar el paso y cree que la criticada foto de su masculina cúpula bajo el cartel de 'Nosotras' demuestra una cosa: que Podemos debe ser más feminista.


¿Con ganas de volver a la política madrileña?

Nunca me he ido. Todos los diputados hacen un trabajo de territorio y yo lo impulso aquí. En Madrid eso es menos habitual, porque todo el mundo entiende que Madrid es España y parece que aquí se hace política española, pero yo he estado trabajando con Íñigo en enmiendas, por ejemplo, para aumentar la inversión en Cercanías.

Pero me refiero a la política regional, a la de la Asamblea.

A la Asamblea, sí, me apetece muchísimo volver. Es una política más cercana al madrileño y centrada en derechos como la Sanidad o la Educación. Aunque, más que eso, lo que me apetece es desbancar al PP.

Pregunta tipo CIS: la situación política en Madrid ¿ha empeorado, sigue igual o ha mejorado desde que te fuiste al Congreso?

Ha empeorado. Es una mala noticia que la sucesión de Cifuentes la vuelva a articular el PP, que ha ganado un año para sus intereses de partido mientras Madrid ha perdido uno para regenerarse.

¿Hubiera sido útil haber tenido este año de gracia para tejer alianzas con el PSOE?

Aunque al final se han impuesto los cálculos electorales de Ciudadanos, lo útil no eran los partidos. Lo que teníamos que haber hecho este año era recuperar el orgullo y las instituciones para impedir que cuando la UCO va a una Consejería a investigar casos anteriores se encuentren con trituradoras de papel.

"Cs ni siquiera va a acabar con la corrupción"

Tras el escándalo de las cremas, se percibe un cierto temor en la clase política a que se bucee en el pasado. ¿Tú lo tienes, ahora que vuelves a la palestra?

Creo que es lógico que el PP tenga miedo. La salida de Cifuentes habla de una estructura que es capaz de guardar un vídeo personal, problemático, que poco tiene que ver con la política, para utilizarlo a la contra en un momento determinado. A mí, el PP me quiso desterrar en los tribunales hasta llevarme a un proceso judicial que acabó archivado. La política utiliza falsedades y mentiras y creo que deberíamos mejorar el clima, pero para eso tendrían que salir los partidos corruptos. En cualquier caso, yo no tengo miedo. No he robado cremas.

¿Teméis una abstención elevada en vuestras primarias?

Estamos pateando todos los kilómetros que nos da tiempo y trabajamos para movilizar a la militancia. Creemos que estamos consiguiendo bastante ilusión. Invitamos a la gente a que participe en un proceso que no acaba el 14 con el fin de las votaciones, sino con uno de cambio que no tiene que ver solo con elegir candidatos.

O sea que no la teméis.

Trabajamos para que no la haya.

"IUCM no forma parte de un proyecto de cambio"

Íñigo Errejón parece muy refractario a la confluencia con la izquierda, pero sin Anticapitalistas o IU corréis el riesgo de que, de nuevo, la izquierda no sume los escaños necesarios.

A los compañeros de Anticapitalistas se les invitó. Ramón Espinar es el secretario general y el 'número tres' de la lista. Íñigo quería que Lorena Ruiz-Huerta y alguna otra compañera se incorporara. Ellos, democráticamente, decidieron que no iban a hacerlo y que esperarían a otro proceso. Es legítimo, pero nosotros seguimos. Ahora bien, hace cuatro años estuvimos a un diputado de gobernar. IU se quedó a unos cientos de votos de entrar en el parlamento y un 4 por ciento de los madrileños no tuvieron representación, así que el cambio no se produjo. Esto no nos puede volver a pasar. Íñigo lo tiene clarísimo y creo que no va a dudar en trabajar hasta el último minuto. La decisión es firme.

¿Y con IUCM también habrá conversaciones?

Yo diría que no.

En realidad, ellos se han abierto a hablar con el PSOE.

No me sorprende. Es un perfil de gente con el que yo tuve muchos problemas. Hicieron cosas muy feas para que yo no llegara a ser candidata nunca y prefiero no hablar de ellos. Pero, si me preguntas si forman parte de un proyecto de cambio, mi respuesta es no.

Política ficción. Imaginemos que en 2019 estamos en una situación muy similar a la que se dio en la legislatura fallida y a PSOE y Ciudadanos les dan los números para pactar. Podemos, ¿que haría ahí? ¿Votaría en contra como hizo con Pedro Sánchez?

No hay que imaginar cuál es el escenario y que voy a hacer en él, sino imaginar cuál es el que quiero y qué voy a hacer para conseguirlo. Vamos a trabajar en dos líneas: ser la fuerza mayoritaria del espacio del cambio y mantener una relación de competición virtuosa con el PSOE. Ellos tienen un proyecto distinto al nuestro, menos ambicioso, pero más sumable para la consecución de un cambio real.

"Confiamos en que Manuela acompañe a Íñigo"

Pero, ¿qué haría Podemos?

Vamos a trabajar para que no pongan sus votos al servicio de partidos que no representan el cambio. En ningún caso vamos a permitir que gobierne el PP.

Gabilondo ha halagado a Errejón antes de que diera el paso y parecía su candidato favorito de Podemos. Para vosotros, ¿es él vuestro candidato preferido entre los socialistas?

Nosotros no nos metemos en los candidatos de otros partidos. Tenemos un profundo respeto por él y estábamos dispuestos a darle nuestros votos para evitar que siguiese siendo presidenta Cifuentes o Garrido, pero nuestro candidato es Íñigo Errejón.

¿Se presentará Manuela Carmena?

Confiamos en que acompañe el proyecto de Íñigo y hagamos que las dos instituciones más importantes de Madrid trabajen juntas. Cifuentes solo ha hecho dos cosas en su legislatura: cultivar un proyecto personal con una política de 'selfies' y hacerle la oposición a la alcaldesa de Madrid, una irresponsabilidad institucional. Queremos una Comunidad que acompañe a los ayuntamientos, también a los del sur, a los que hay que ayudar en una nueva apuesta industrial hacia una transición económica y ecológica. No somos una región condenada a vivir de la especulación.

"El feminismo no puede preguntar a una mujer a quién vota"

Has hablado de feminismo. La famosa foto de 'Nosotras' ¿te parece una polémica artificial?

No. Fue un error y así se reconoció. No es más feminista un partido que dice que es el que más igualdad propugna. Es más feminista el que reconoce que no está libre de cometer errores en la medida en que es parte de una actividad muy machista como la política. Partimos de reconocer que nos queda camino por recorrer para asumir estructuralmente esas enseñanzas. Eso es más valioso para la transformación social que Albert Rivera, que no entiende el 8 de marzo e hizo el ridículo. Podemos es un partido que quiere ser del siglo XXI y, por tanto, ha de ser más feminista de lo que es.

¿Y qué le falta a Podemos para ser más feminista?

Podemos tiene que insistir en lo que ya hace, en poner en el centro de su agenda la igualdad de género. Hicimos un papel muy bueno en el pacto de Estado y en Madrid hemos aprobado por iniciativa de Clara Serra que las víctimas de violencia no tengan que pasar por una denuncia policial para acceder a la red de ayudas públicas. Ahora, estamos preparando una ley integral contra la violencia sexual, pero nos falta una mayor incorporación de mujeres al liderazgo, algo que tiene que acompañarse de un cambio en las formas de relación, también desde los círculos.

"La foto de 'Nosotras' fue un error"

¿El feminismo pierde la base ideológica si se hace transversal?

El feminismo son muchos feminismos, pero hay un elemento crucial, que es entender que es la reacción de la mitad de la población a una estructura de poder injusta que es el patriarcado. El feminismo no tendría sentido sin este eje, por eso tenemos dificultades para que Cs y PP se incorporen a esto, porque creen que es un sesgo ideológico. A partir de ahí, cuando hablamos de un feminismo transversal, hablamos de que el feminismo no puede preguntarle a una mujer a quién va a votar. Tiene que garantizar que la incorpora, porque ninguna transformación es capaz de conseguir un cambio si no es transversal. Nosotros lo tenemos claro: ni una sola renuncia sobre el eje central y muchísima flexibilidad para incorporar a personas de proveniencia muy distinta.

Hablando de discursos. De 2015 a hoy, parece que, en vuestro caso, el del cambio está ya amortizado mientras que a Ciudadanos le sigue valiendo hablar de regeneración.

Nuestro discurso del cambio sigue siendo urgente porque no se ha rematado. Sigue habiendo injusticias y una minoría que gobierna olvidando a la mayoría y no hemos transformado la competencia individual por el bien común. La regeneración de Cs es una broma de mal gusto. Se han puesto a las órdenes de Génova, de la de los sobres en B y M. Rajoy. Cs no va a transformar la realidad. Ni siquiera va a acabar con la corrupción.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es