18 de septiembre de 2019, 18:12:53
Efemérides

TAL DÍA COMO HOY


Y el teatro llegó a las corralas de Madrid

Por Carles Martínez

Tal día como hoy, en 1568 la compañía de teatro de Alonso Velázquez alquila el corral de la Pacheca para representar una comedia que será una de las primeras de las que se tiene registro en la historia española. Por su parte, la corrala situada de la calle del Príncipe, se convirtió en la antesala de lo que sería en un futuro, el Teatro Español.


Era el año 1574 y las representaciones teatrales comenzaban a calar entre el público de la villa de Madrid, que cada vez pedía más arte escénico. Los teatros deambulantes yo no valían, ahora el lugar idílico eran los corrales, que por aquel entonces, estaban en manos de las cofradías.

El teatro pedía tener corralas, y las cofradías necesitaban que esas corralas tuviesen teatro. Esa fue la clave. Tanto la cofradía de la Sagrada Pasión, como la de la Soledad, mantenían sus hospitales a partir de los recursos que obtenían de parte del precio de las entradas a esos espectáculos.

A menudo, las dos hermandades pugnaban por el reparto de los beneficios recolectados en todas las corralas de comedias que gestionaban.

Apareció la Pacheca

En este contexto, llegamos a la fecha señalada en la que los libros comienzan a dar un cierto registro de la historia teatral madrileña: el 5 de mayo de 1568.

Ese día, Isabel Pacheco, que alquilaba su corrala en la calle del Príncipe, se convirtión en una de las primeras referencias teatrales en Madrid al cederlo a la compañía de Alonso Velázquez para que representase una de las primeras comedias.

El corral de la Pacheca simbolizaba el teatro más rudo y destartalado. La gente se colocaba de pie, dividido de tal forma que el 'patio de butacas' se convirtió en territorio 'Mosquetero', o sea, público que alborotaba las funciones provocando escándalo con carracas, pitos o cascabeles. A modo de jueces populares, dictaban si la obra era buena o no dependiendo de si lanzaban a los actores, objetos malolientes.

Justo detrás, al final del patio, había una galería independiente conocida como 'la cazuela'. allí se reservaban plazas para el público femenino.

Modus operandi

Estaba claro que el público se divertía y reclamaba una gran dosis de entretenimiento, por lo que las representaciones tenían una duración de dos horas y no contaban con descanso alguno. Los domingos por la tarde y los festivos eran los días señalados para las representaciones. Con la gran demanda, los martes y los jueves también pasaron a ser fecha de actuaciónes.

Al no estar cubierta por un techo, los días de lluvia solía suspenderse la comedia.

Sucesión de mejoras

Con el tiempo, el corral de la Pacheca comenzó a sufrir cambios. Se construyeron gradas de madera a lo largo de los muros, se aplicó un uso a los desvanes en la parte más alta y se colocaron toldos que protegían del sol y, a su vez, servían para representar escenas nocturnas.

El paso de los años fue modificando las paredes de corral hasta convertirse primero en el Teatro Príncipe y posteriormente, en el actual Teatro Español.

A día de hoy, se trata del único teatro de España el cual coincide con la ubicación donde lo fue su antepasado: el corral de la Pacheca.
Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es