8 de diciembre de 2019, 7:19:30
Cultura y ocio


Un recorrido por la vida de los más desfavorecidos

Por MDO

Hasta el 17 de agosto, el Museo Reina Sofia acoge la exposición ‘Marc Pataut. Primeras tentativas’, un viaje por la realidad que sufren las personas que pertenecen a los grupos más desfavorecidos de la sociedad.


El Museo Reina Sofía acoge, desde este martes 24 de abril hasta el 17 de agosto, la exposición 'Marc Pataut. Primeras tentativas' una retrospectiva del fotógrafo francés que reúne cerca de 300 fotografías y obras gráficas que el artista realizó colaborativamente entre 1981 y 2001 para visibilizar la realidad de los grupos socialmente desfavorecidos de su país y debatir sobre el papel que tienen las instituciones en el mundo artístico.

Así lo ha hecho saber Pataut en rueda de prensa, este martes 24 de abril en Madrid, con motivo de la presentación de la muestra, que presenta un trabajo que surge de la convivencia con los colectivos marginales representados y va más allá mediante la acción de compartir la cámara con ellos para que los propios personajes se autorepresenten.

"Me di cuenta de que denunciar a través de la fotografía no era el método adecuado, si no que tenía que ir más allá. Tenía que trabajar con estas personas para entenderlas. Lo que me importaba era trabajar con ellos para ver como un grupo de individuos puede crear un grupo de combate", ha expresado Pataut.

En este contexto, ha relatado que su compromiso a través de su práctica artística se originó cuando en 1981, tras haber abandonado el fotoperiodismo original en la agencia Viva, fue contratado para realizar un taller de fotografía con niño psicóticos en el hospital de día de Aubervilliers (Francia).

Así, durante su experiencia en el hospital de día, Pataut repartió cámaras Instamatic a los niños, una experiencia que se convirtió en un prototipo de práctica que "investigaba las posibilidades de los usos de la fotografía dentro instituciones públicas de salud y de servicios sociales", según ha explicado.

En este sentido, ha señalado que "le interesa mucho reflexionar" sobre cómo el museo "participa de una vida democrática" y cómo debe ser un lugar donde también se planteen cuestiones políticas. "También me interesa el tema del público y de cómo conseguir que participe en las obras de arte de los museos", ha expresado.

Para él, es "muy importante" comprender el momento "en el que se está viviendo" y que el visitante "sienta esa emoción" a través de sus trabajos, y por ello la serie de fotografías realizadas en este hospital conforman la apertura de la exposición, a fin de "marcar el final de una época".

Nuevas situaciones de degradación social

Además de 'Hopital du Jour' se presentan diversas series fotográficas donde el artista documenta la aparición de nuevas situaciones de degradación de las condiciones sociales como 'Cornillon/ Grand Stade (1994-1995)', un solar de un antiguo polígono industrial al norte de París donde habitaba una pequeña comunidad de gente sin techo.

"En Cornillón vi de cerca esta forma de vivir que gira en torno a la resistencia", ha señalado para explicar que estas personas "no tenían nada que ver con los sin techo del metro que se abandonan, puesto que llevaban una vida digna".

En este contexto, ha relatado que sigue en contacto con algunas de las personas con las que convivió aquel año, y que sus fotografías "de alguna manera" son "fotos de familia" que han ayudado a esas personas a "reconstruir un fragmento de su pasado".

La muestra también recorre los trabajos de Pataut realizados con la asociación 'Ne pas Plier' -fundada junto con Gérard Paris-Clavel y otros artistas en 1990- que, según ha precisado, aspiraba a proporcionar medios estéticos, basándose en los formatos de la publicidad, a los colectivos en situación de precariedad para sus luchas políticas.

Sacar la imagen de protesta a la calle

"Nos dimos cuenta de que una imagen sola no es nada, y de que por ello debíamos sacarla a la calle. El trabajo del comité no era solo difundir una imagen, si no ir más allá. Teníamos que movilizarnos para hacer que la imagen de protesta cobrase vida", ha explicado.

Otro de los experimentos que realizó con 'Ne pas plier' fue su colaboración con el periódico La Rue, publicado por y para gente sin techo gracias a la ONG Médicos del Mundo en 1996. Pataut propuso proporcionarles cámaras desechables para realizar las fotografías del diario, un proyecto que "trataba de dotar de medios a los desfavorecidos para fomentar su propia actividad de manera autónoma".

De este modo, el artista francés desarrolló durante estos años una "práctica colaborativa" basada en métodos testimoniales que le llevó a "reinventar la tradición del documental social de los años treinta y de la fotografía humanista de la guerra", según ha destacado el director del Reina Sofía, Manuel-Borja Villel.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es