24 de agosto de 2019, 13:43:04
Municipios


El AMPA del colegio del niño autista no sabía de la situación del menor

Por MDO/E.P.

Desde el Colegio Público de Educación Especial (CPEE) Santiago Ramón y Cajal de Getafe, han asegurado que no fueron informados por la familia sobre la situación del menores de ocho años cuyos padres han denunciado vejaciones por parte de una profesora.


El AMPA y representantes de los padres del Consejo Escolar del Colegio Público de Educación Especial (CPEE) Santiago Ramón y Cajal de Getafe han afirmado que en "ningún momento" fueron informados por la familia o el centro sobre la situación del menor de 8 años cuyos padres han denunciado vejaciones por parte de unas profesoras y que lo conocieron a través de los medios de comunicación y redes sociales.

Además, según explican en un comunicado, ninguna de las plataformas y asociaciones que han pedido la dimisión de la Junta Directiva del AMPA y de la dirección del colegio se ha puesto en contacto con la asociación de padres del centro para preguntarles por la situación o postura.

Por el momento, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Getafe está investigando a tres trabajadoras del colegio público por un presunto delito de acoso y trato degradante así como uno de lesiones psicológicas a un escolar de 8 años con un trastorno de autismo.

Según relata el AMPA del Santiago Ramón y Cajal, el colegio, tras conocer que la familia del menor colocó un dispositivo electrónico de grabación en su ropa, se reunió con la Comisión de Convivencia del Consejo Escolar e interpuso una denuncia ante la Fiscalía de Menores por la vulnerabilidad de la intimidad de otros menores del colegio y comunicó también de esta situación al Equipo contra el Acoso Escolar de la Comunidad de Madrid. En diciembre se inició el protocolo de absentismo escolar por parte del Centro.

Además, el AMPA defiende que si el día 18 de abril, cuando salta la noticia a los medios, "pudieron dar la impresión de hermetismo o falta de preocupación o interés" fue porque la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid les pidió "paciencia y un voto de confianza", ya que en breve iban a emitir un comunicado dando explicaciones a las familias que lo estaban exigiendo.

Por otra parte, el colectivo de padres ha alerta de que el centro está viviendo "un asedio" en las redes sociales y que el personal del colegio está recibiendo "llamadas de amenaza de muerte". Esta situación también ha provocado que tres salidas programadas para los alumnos durante esta semana hayan sido suspendidas, "alterándose su día a día en su vida escolar".

Por ello, ante esta situación, el AMPA del Santiago Ramón y Cajal sostiene que su principal interés es que los hechos "se aclaren lo antes posible" y se posiciona "a favor de la verdad". Además, han mostrado su "preocupación" por lo ocurrido y han asegurado que seguirán "el tema muy de cerca" y esperarán a la decisión que tome el juez para "exigir responsabilidades y dimisiones si fuera el caso".

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es