17 de noviembre de 2019, 20:10:41
Transportes


Cabify choca con la EMT en un intento de sellar la paz con los taxistas

Por Javier López Macías

En un intento de definir un "enemigo común" -la contaminación- en la movilidad madrileña, Cabify ha conseguido aumentar el enfrentamiento con los taxistas y ganarse un nuevo adversario: la Empresa Municipal de Transportes. Fuentes de la EMT explican a Madridiario su enfado por no haber sido invitados al simposio que celebra mañana la multinacional en el que se debatirá sobre hacia dónde van los transportes en la capital. Cabify, por su parte, puntualiza a este digital que envió una invitación al evento el pasado 27 de marzo a Luis Miguel Álvarez Vázquez, director de Servicios de Transportes de la EMT, "sin recibir respuesta" y que, poco después, intentó comunicarse con la responsable de comunicación de la empresa, Marta Serrano, con el mismo resultado.


Cabify tiende la mano. La compañía quiere hacer las paces con los actores de movilidad de la ciudad de Madrid y, para ello, ha convocado un evento que se celebrará mañana para fijar un "enemigo común" -la contaminación- y "aparcar las diferencias" entre los VTCs y el sector del taxi.

Pero, en su intento de calmar los ánimos, se ha encontrado un adversario con el que no contaba: la Empresa Municipal de Transportes. Fuentes de la EMT han confirmado a Madridiario que no han recibido invitación -extremo que Cabify niega- para acudir a un simposio que, según ellos, "no contará con expertos de movilidad".

Aunque es cierto que en la página donde se anuncia el evento -que, además, se podrá ver en 'streaming'- sí se barajan varios nombres, ninguno de ellos está especializado en este ámbito: Javier Sirvent proviene del sector tecnológico, Felipe Pich-Aguilera, del arquitectónico; Pedro Hinojo es subdirector de Estudios e Informes de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia; y José Carlos Díez es un economista afín a Susana Díaz que fichó por el PSOE en octubre de 2017.

Eso sí, la no invitación no ha sido el único cisma entre la EMT y Cabify. El otro problema ha comenzado por una campaña publicitaria que la marca ha distribuido por Colombia y que lleva como lema 'No más bus, quiero Cabify'. En este punto, y ante los reproches de la empresa municipal, la compañía ha explicado que en el país sudamericano la movilidad "es distinta" que en España.

A parte de la EMT, la empresa española explica que también ha invitado directamente a otros actores pero que, hasta ahora, solo han confirmado su asistencia partidos políticos como el PSOE o el PP y empresas de transporte como Uber, Car2go y Ofo. El Ayuntamiento de Madrid, el de Barcelona, Ciudadanos y Podemos, entre otros, todavía no se han pronunciado.

"Una campaña de 'marketing'", según Fedetaxi

Madridiario también ha hablado con Miguel Ángel Leal, presidente de Fedetaxi y de la Gremial, asociaciones invitadas. En palabras del líder sindical, este evento no es más que "una campaña de 'marketing' sin ninguna intención de hacer las paces": "Si quieren reunirse, que nos llamen. No hace falta que pongan un cartel que ocupa todo un edificio en la Gran Vía".

Además, Leal ha resaltado la "coherencia" del sector al no ir porque "no pueden ir de amigos" cuando denuncian "día a día" las normas que, según él, se salta Cabify o las condiciones "esclavistas" de sus trabajadores. En este punto, el presidente enmarca la iniciativa en un intento de "cubrirse las espaldas" por el juicio en el que la Justicia decidirá sobre la liberalización de las VTCs.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es