18 de septiembre de 2019, 13:45:18
Política


Sauquillo defiende la legalidad del cambio de calles

Por MDO/E.P.

El Comisionado de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid ha ratificado ante el juez que se hizo cumplir la ley en el cambio del medio centenar de calles con denominación franquista. Por el momento, la Justicia ha paralizado algunas de esas modificaciones.


La presidenta del Comisionado de Memoria Histórica del Ayuntamiento de Madrid, Francisca Sauquillo, y cuatro de sus miembros han ratificado este martes ante el juez que este órgano asesor municipal aplicó el artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica para justificar la propuesta para eliminar 52 calles de la capital con denominación franquista.

Sauquillo, el historiador José Álvarez Junco, así como la filósofa Amelia Valcárcel y el escritor e investigador Octavio Ruiz-Manjón Cabeza han comparecido en calidad de testigos ante el juez de lo Contencioso-Administrativo número 23 de Madrid.

Demanda de la Fundación Francisco Franco

Lo han hecho en el marco de la demanda interpuesta por la Fundación Francisco Franco contra el acuerdo del Pleno del Ayuntamiento de Madrid para la retirada de 52 calles con reminiscencias franquistas. La citación se produce para que detallaran los criterios seguidos para determinar qué vías de la capital debían cambiar.

El cambio del callejero de Madrid está actualmente paralizado de forma cautelar por el recurso presentado por la Fundación Francisco Franco, en base a que su plan para eliminar los nombres de las citadas calles es, a su juicio, "ilegal".

En la sala de vistas, los testigos de la parte demandada han ratificado el informe del Comisionado en el que se argumenta la legalidad para la eliminación de la retirada del nombre de las citadas vías en base al artículo 15 de la Ley.

El artículo 15 de la Ley de Memoria Histórica insta a las Administraciones Públicas a tomar las medidas oportunas para la retirada, en el ámbito de sus competencias, de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil o de la represión de la Dictadura.

La parte demandante ha traído a varios historiadores a las declaraciones para sustentar su petición de paralización del proceso para retirar el nombre de las calles con reminiscencias franquistas.

Trabajo objetivo

Tras comparecer, Sauquillo ha indicado a los medios que se ha ratificado el informe de las 52 calles que creen que están en contra de ese artículo, que es "nombres o colectivos que exaltaran la sublevación militar, la guerra y la represión de la Dictadura".

"Este informe fue aprobado en el Pleno sin ningún voto en contra, lo que significó que nuestro trabajo había sido de acuerdo con el Ayuntamiento democrático que actualmente tiene la ciudad de Madrid", ha destacado la presidenta de la comisión, quien ha subrayado que este grupo de trabajo realizó su tarea "lo más objetiva posible", sin meterse en "la conducta de las personas, sino en aquellas que estuvieran en contra del artículo 15".

"Este grupo de personas creíamos que Madrid sería mejor si se cumplía la Ley de Memoria Histórica y figuras que era notorio que habían participado en la sublevación no debían figurar como homenaje", ha resaltado.

Durante el interrogatorio, se le ha preguntado por ejemplo si entendía que el nombre de una calle era un reconocimiento, a lo que ella ha manifestado que sí. "Me imaginó que sí porque entonces no nos hubieran citado hoy aquí", ha rematado.

No obstante, ha dicho que también es verdad que hay otras calles de Madrid que no tienen ese reconocimiento. "Pero para hacer cumplir la Ley de Memoria Histórica nosotros nos hemos centrado en esas 52 calles", ha insistido.

"Hay grupos nostálgicos y que apoyan lo que supuso la sublevación que a través de una Fundación, cuyo objetivo es seguir apoyando la idea de Franco, intentan que lo que no se consiguió a través del Ayuntamiento se consiga por vía judicial", ha censurado.

A la espera de lo que decida el juez, Sauquillo ha destacado que los miembros de la comisión han intentado ser lo más "objetivamente" posible, al igual que cuando lo llevaron al Pleno y reduciéndole a los casos más notorios que incumplían la Ley.

"Es notorio y palpable que muchos de estos generales participaron en la sublevación. Y no solo en ella, sino que continuaron durante la represión de la Dictadura. ¡Que ellos quieren revisar la historia a través de la Judicatura! Yo no puedo decir nada. Me ratificó en mi comisionado", ha resaltado.

Sin criterio

El abogado José Luis Muga, de la Federación Estatal de Foros por la Memoria y la Plataforma contra la impunidad del Franquismo, ha señalado que "los testigos de la Fundación no han aportado ninguna novedad, ya que no tienen criterio claro sobre qué dice la Ley".

"Y su informe no tiene ningún valor porque parece sacado de Wikipedia, diciendo que es un cambio de carácter ideológico", ha dicho el abogado, quien ha afirmado que esos nombres son "muchos militares o hechos que exaltan la Guerra Civil, la sublevación militar la represión durante la Dictadura".

El juez ha solicitado una ampliación de la documentación de este órgano de asesoramiento municipal, así como las reuniones que ha realizado el comisionado con expertos desde su creación.

De momento, mientras el juez valora los argumentos de las partes, se ha decretado como medida cautelar la paralización de cambio de nombre de varias calles madrileñas, como la de los Caídos de la División Azul o el Paseo Muñoz Grandes.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.madridiario.es