23 de enero de 2020, 12:30:07
Efemérides

TAL DÍA COMO HOY


Nace el primer discípulo de San Juan de Dios

Por Carles Martínez

Tal día como hoy, nacía en Cuenca Antón Martín, primero labradror, vigía y finalmente hombre de Dios y fundador del Hospital madrileño de Nuestra Señora del Amor de Dios. Prometió venganza por el asesinato de su hermano pero acabó apiadando al culpable.


Nacido en la localidad conquense de Mira el 25 de marzo de 1500, Antón Martín era hijo de campesinos dedicados al trabajo rural. Su infancia la pasó dedicado a las labores del campo, hasta que una vez, fallecido su padre, abandonó su casa y emprendió viaje hacia Valencia, donde comenzaría a trabajar como vigía en las costas del Mediterráneo. "Bravucón y pendenciero", cuando recibió la noticia de la muerte por asesinato de su hermano, marchó rumbo a Granada en busca de Pedro Velasco para cobrarse su venganza.

Allí, conoció a San Juan de Dios, director y Hermano Mayor del Hospital de Granada. Entre las numerosas idas y venidas del santo Juan por las calles de Granada buscando limosna, se tropezó con Antón Martín de quien se enteró de sus aires de venganza. Este encuentro le cambiaría la vida, pues el santo lo convenció de otorgar el perdón y librar de la horca al asesino de su hermano.

Viaje a Madrid

Antón Martín acabó asociándose a la benefactora obra en favor de los pobres y desprotegidos de Granada y se convirtió en el primer compañero de San Juan de Dios y en su sucesor tras su muerte al frente del hospital que el santo había levantado en Granada.

En busca de limosnas para costear las deudas del hospital granadino, Martín llegó a Madrid en unos de sus viajes en 1552 para entrevistarse con la Corte Real. Estos, a cambio de las donaciones, le encomendaron la construcción de otro hospital similar al de Granada, destinado a los más pobres.

Así nació el Hospital de Antón Martín, que pasaría a llamarse luego Hospital del Nuestra Señora del Amor de Dios y, antesala del actual Hospital Universitario Gregorio Marañón de Madrid.

Enfermedad y muerte

El religioso y médico conquense terminó su periplo por Granada para hacerse cargo del hospital madrileño, donde murió la Nochebuena de 1553, tras caer gravemente enfermo en sus ayudas a la construcción del hospital.

En su funeral, lo acompañaron congregados los pobres enfermos y las principales autoridades civiles y eclesiásticas. Cumpliendo sus últimos deseos fue enterrado en San Francisco y trasladado a la iglesia de su hospital en 1596.

Sus restos reposan hoy en el Hospital Infantil de San Rafael, después de que fueran milagrosamente rescatados intactos tras el incendio de la Iglesia del Hospital en 1936.

Madridiario.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.madridiario.es